loader
Foto

Quejas por el estado en que quedó la Ribera de Quilmes tras el fin de semana

Reclaman mayores controles debido a las condiciones en que quedó la zona luego de las actividades de esparcimiento que se realizaron.

Vecinos y vecinas de la Ribera de Quilmes señalaron su malestar por el estado en que quedó el lugar en el que viven luego de que el fin de semana, gracias a que el clima acompañó, se realizaran distintas actividades y la gente haya elegido ir a pasar un rato al río como recreación.

El saldo de las jornadas reflejó mucha mugre acumulada, árboles quemados, cestos de basura arrancados, pastos quemados, pavimientos y cordones en mal estado y complicaciones de otro tipo como personas que orinaron y defecaron en lugares públicos (expresaron que había faltantes de baños públicos).

Las personas del lugar destacan que los carteles anuncian claramente la prohibición a ciertas prácticas que se habrían realizado como acampar, prender fuego y, un tema complejo en estos días, la aparición de carros que complicaron el tránsito. La queja pasa por el poco control policial y municipal que habría estado presente en el lugar durante sábado y domingo para monitorear estos acontecimientos.

Varias personas que viven cerca de la Ribera quilmeña destacaron que las calles aledañas también sufren este problema a diario con la falta de control y operativos. Además, sostienen que el mantenimiento cotidiano de zanjas y recolección de residuos no ocurre de manera eficiente, además de solicitar que se haga un trabajo de concientización para aquellas personas que utilizan el río como actividad deportiva o de esparcimiento.