loader
Foto

Se realizó el "frazadazo" frente a la Casa de la Cultura quilmeña

Docentes, estudiantes y gremios se hicieron presentes ante el edificio para reclamar por el frío que sufren en las escuelas.

La ola polar que azota Quilmes y difrentes puntos del país provoca en cada jornada se complique el normal funcionamiento en diferentes ámbitos. En esa situación se encuentran algunas escuelas del distrito quilmeño que solicitaron que se arreglen sus estufas, cocinas e instalaciones de gas ante la Casa de la Cultura de Quilmes, ubicada en Rivadavia y Sarmiento. De la actividad, denominada "frazadazo", participaron estudiantes, personal de las escuelas y distintos gremios, entre ellos el Sindicato Unificado de Trabajadores Estatales de Buenos Aires (SUTEBA), Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA) y la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE). 

En diálogo con Primer Plano Quilmes, Lautaro, delegado la escuela EES43 de Ezpeleta señaló que "hoy estamos acá porque peleamos por estufas y la cocina que hace años no la tenemos. Queremos estudiar dignamente, calentitos porque con frío no podemos estudiar. También queremos comer algo caliente". En esa sintonía, el joven mencionó que  "ayer un matriculado fue a instalar la cocina y hasta las porteras lloraban de felicidad. Cuando apagan la llama seguía saliendo gas. Es insólito lo que estamos viviendo todas las escuelas de Quilmes". 

Del establecimiento que forma parte Lautaro concurren entre 600 y 700 jóvenes, en donde aún no se realizaron medidas de protesta pero que sí decidieron acercarse para ser parte de este reclamo. "Hace años que venimos con esta problemática que estamos sin gas y sin calefacción. Los directivos convocaron para la movilización de hoy y nos acompañaron en todo momento", sostuvo el chico.

Por su parte, Martina, presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Quilmes, también conversó con PPQ y expresó que "en el colegio, desde agosto del año pasado, no tenemos gas ya que está cortado por una fuga. Los directivos vienen haciendo el reclamo desde octubre de 2018. Es el segundo invierno que no tenemos estufas". En el establecimiento se realizó una protesta durante la semana y, al respecto, Martina señala que "el jueves 4 de julio hicimos una sentada en los pasillos de la escuela porque en el patio hacía mucho frío y recién ahí vino la inspectora y la jefa distrital y nos dijeron que la obra está casi terminada. Falta esperar la habilitación de Metrogas para que vuelva a haber gas en la escuela. No se sabe el tiempo que pueda demorar".

En relación a lo que significa estar presentes y acompañar el reclamo junto a otros colegios, la presidenta del Centro de Estudiantes del Nacional dijo que "me parece que a esta altura deberíamos ser todos los que tengamos estufa y no llegar a estar reclamando en junio que no hay gas en las escuelas y no andan las estufas. Los pibes venimos acá porque no podemos estar en las aulas con 2 grados bajo cero. Los que están acá adentro están calentitos, con estufa y nosotros estamos en un aula, siendo 30 que no podemos calentar un ambiente".

Además, Stella, quién trabaja en la escuela primaria 52 de Villa Augusta, integrada con la secundaria 43, señaló a PPQ que "el 14 de junio le voló un mechero de una cocina a mi compañera y por eso se decidió dejar de cocinar. Se llevaron a arreglar las cocinas, siempre con pérdidas, iban y venían. Ayer nos trajeron una cocina nueva, la dejaron en funcionamiento y después no cerraban las perillas de la cocina. Hasta cocinas nuevas defectuosas nos mandan". Y añade que "hoy vinimos acá con la autorización del director porque se decidió por un plenario. De la escuela 52 no pudieron casi venir representantes porque la directora supuestamente la cocina funciona bien y no tenemos garantías de calidad laboral. Es importante que la tengamos porque así los chicos tienen algo caliente en el estómago".

Stella describió la situación que viven las personas en su establecimiento e indicó que "hay estufas con pérdidas de gas en la escuela 52 y en la escuela secundaria 43, que tenemos el sistema de calefacción central, hace 10 años que se llevaron el motor de la caldera y nunca más volvió. Ni arreglado, ni sustituido, ni cambio de sistema. Los alumnos hace 10 años que sufren este actual invierno". Al finalizar, consultada por las medidas de protesta, sostuvo que "los reclamos son reclamos, quedan en la nada. Muchos gobiernos pasaron y nada se soluciona. Hace 22 años que estoy en el sistema y 10 en la escuela. Yo creo que todos los chicos del distrito están en conflicto. En todas las escuelas hay conflicto de algo. Si no es de estufas, es de cocina".

Se esperan respuesta la próxima semana por parte de las autoridades del Municipio y Consejo Escolar y tanto los gremios como los colegios afirmaron que las medidas de lucha se intensificarán en caso de no recibirlas.