loader
Foto

Pérez: "Casi con seguridad, está definida la elección en Quilmes"

El elegido en la interna de Consenso Federal en Quilmes conversó en un mano a mano con Primer Plano Quilmes a horas de conocerse los resultados.

Las PASO en Quilmes dejaron, entre otros resultados, una definición en la interna de Consenso Federal a nivel local. Luego de una reñida definición, Fernando Pérez se impuso sobre Walter Di Giuseppe.

En un principio, ambos precandidatos se daban como ganadores por un margen pequeño. Desde ambos bunkers los dos se manifestaban como ganadores. Sin embargo, fue Pérez quien con 11.000 votos consiguió el 3,23% de los votos quilmeños mientras que Di Giuseppe quedó cerca con 3,06%. Ese 6,29% total de la fuerza en el distrito le representa igual un gran desafío a Fernando Pérez. A continuación, sus primeras declaraciones tras el triunfo:

Primer Plano Quilmes: Gracias por estos minutos nuevamente con Primer Plano Quilmes. Luego de las PASO, en estas horas ya están los resultados, te tuvieron como ganador en las PASO por Consenso Federal. ¿Cuáles son tus primeras sensaciones luego de lo que dejaron estas elecciones primarias?

Fernando Pérez: En principio contar que ganamos la interna del espacio de Consenso Federal, elección que nos permite posicionarnos de cara a la elección general pero básicamente el análisis inmediato que uno hace es que la mayoría de la sociedad argentina, bonaerense y quilmeña lo que planteó es que había que cambiar y elegir una nueva opción de gobierno. Hay un hartazgo a cómo se estaba viviendo, claramente un cachetazo al modelo económico y, al mismo tiempo, muchos de los que planteabamos que era necesaria la generación de una nueva alternativa nueva en la argentina para que no vuelva el kirchnerismo teníamos razón. Básicamente eso nos demostró el voto de la sociedad argentina en el día de ayer. En el plano de Quilmes, obviamente una victoria siempre es muy buena, arrancamos una elección con un nivel de desconocimiento alto en Quilmes, lo fuimos supliendo los últimos meses y llegamos con un conocimiento mediano a la elección de agosto. Seguramente lo vamos a ampliar de cara a la elección general, que ese es nuestro objetivo, en el marco de una alternativa política que todo el tiempo plantea ideas, plantea propuestas, modelos de gobierno, que quiere debatir modelos de ciudad. Esperemos que ahora con menos candidatos lo podamos hacer en la elección con los que quedaron.

PPQ: ¿Sentís que fue complejo escapar de esa polarización tan marcada que hubo? Los dos espacios que más votos sacaron tuvieron una diferencia con los demás, tanto a nivel nacional como provincial. ¿Vos crees que a nivel local tanto que se hablaba que había solo dos opciones costó salir de eso?

FP: En verdad no es que hubo una polarización. Lo que hay y es cierto son dos opciones que concentraron el mayor porcentaje electoral pero eso no es lo mismo que una polarización. Es diferente. Una polarización es cuando dos sectores con un caudal electoral similar debaten. Acá lo que hubo fue una paliza electoral del Frente de Todos a Juntos por el Cambio. La polarización se había querido plantear, se había querido instalar para darle utilidad al voto en algún sentido de ganar la elección primaria. Eso no sucedió. Hoy está definida la elección nacional, la de la provincia de Buenos Aires y está definida casi con seguridad la elección en Quilmes. Lo que tenemos que hacer ahora es debatir qué puede aportar cada uno para lo que viene, a quién le confía el vecino una alternativa después del 10 de diciembre. Quién puede aportar a la gobernabilidad desde las ideas, desde las iniciativas, desde los equipos que tienen. En quién confiamos como para que construya una alternativa hacia adelante de manera que exista una alternanza y un equilibrio en el ejercicio del poder. Me parece que ese es el mensaje que hay que darle al vecino de cara a la elección de octubre. Ahí vamos a trabajar nosotros. Yo nunca le voy a mentir a la gente, nunca le voy a plantear la ilusión de construir una alternativa de gobierno cuando claramente quedamos muy lejos. Lo que sí va a encontrar en mi va a ser una serie de iniciativas. Estamos construyendo un proyecto a futuro, donde queremos que el vecino nos conozca, que nos interpele, que se vincule con nosotros y a partir de ahí conocer cada uno de los lugares de la ciudad. Siempre le vamos a ir con la verdad. El vecino tiene que votar en octubre por alguien que va a dejar de ser intendente el 10 de diciembre o por ese alguien que va a trabajar el doble para seguir construyendo una alternativa para todos los vecinos.

PPQ: Mucha gente dice que las elecciones comienzan recién ahora. En tu caso tuviste que sortear una interna en tu espacio, en otros también las hubo, pero las elecciones que definen comienzan a partir del día de hoy.

FP: Sí, en términos conceptuales la elección general es la de octubre pero en términos de opinión pública ayer quedó claro que hay una mayoría en la Argentina que prefiere que no lo siga gobernando Mauricio Macri, que prefiere que gobierne otro y no María Eugenia Vidal en la provincia y que gobierne otro y no Molina en Quilmes. Creo que ese mensaje está claro y no se va a modificar en los próximos noventa días, al contrario, yo creo que el gobierno va a hacer una peor elección en noventa días de la que hizo en el día de ayer.

PPQ: Más allá del trabajo que hay que hacer de acá a octubre, ¿dónde vos crees que Consenso Federal, tu espacio, puede seguir recorriendo y crecer no solo a nivel votos sino también como fuerza política en sí?

FP: Nosotros en Consenso Federal hay personas con experiencia como Roberto Lavagna pero también hay hombres y mujeres jóvenes como Juan Manuel Urtubey, Eduardo "Bali" Bucca, como quien te habla que tenemos una enorme vocación de construcción a futuro y de ser parte de la Argentina que viene, ser parte de la discusión política que viene. Aportando, generando, acompañando lo que estamos de acuerdo y oponiendonos a lo que está mal. Ese el objetivo, nosotros hoy vamos a construir y esperamos que la sociedad nos acompañe de manera mucho más masiva que ayer para darnos la fuerza de que, a partir del 10 de diciembre, exista un gobierno que sea coherente, que pueda gobernar pero que la oposición sea sólida y que no ponga palos sino que ayude a gobernar. Al mismo tiempo que construya una alternativa. A mi me van a encontrar de ese lado.