loader
Foto

Axel Kicillof, en la UNQ: "No puede ser más que sustituyan las ideas por el marketing, los slogans y las mentiras"

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente Todos acompañó a Mayra Mendoza, candidata a intendenta de Quilmes, en el Segundo Foro de Gestión Quilmes.

Mucha expectativa se generó de antemano ya que Axel Kicillof llegaba a la Universidad Nacional de Quilmes para participar del Segundo Foro de Gestión Quilmes organizado por Mayra Mendoza, candidata a intendenta de Quilmes. El acto contó, además, con la presencia del resto de los precandidatos del espacio que en agosto compitieron pero ahora confirmaron su apoyo de cara a octubre. También, ante un gimnasio del establecimiento colmado con más de dos mil personas, dijeron presente varios concejales que sostienen la candidatura de la diputada nacional.

Mendoza comenzó con un recuerdo de Nestor Kirchner y recordó que todo el camino transitado hasta acá se lo debían a él y a Cristina Fernández. "Siempre digo que no se trata de una voluntad con ganas, tiene que haber un compromiso de la mayor cantidad de personas para que podamos salir adelante. Esto no es campaña, es una forma de conocernos, de que sepan quiénes somos. Es la forma de participación ciudadana va a ser la impronta de nuestro gobierno municipal", sostuvo la candidata a intendenta.

En ese sentido, Mayra Mendoza señaló que "Tenemos que ponernos a trabajar entre todos y todas porque no se soporta más el abandono que han hecho en el sistema de salud la gobernadora, María Eugenia Vidal, y el intendente, Martiniano Molina. Hay que incentivar políticas de incentivo al comercio, al consumo. Si hay una persona que escuché, escucho y vamos a seguir escuchando el trabajo en la Argentina es Axel Kicillof". Y agregó que "lo único que está cayendo es cada vez más gente en la pobreza y la indigencia y lo que va a caer el 27 de octubre son las mentiras de Macri y de Vidal. Como ellos también han planteado que no quieren que los pobres lleguen a las universidades, nosotros vamos a decirles que no queremos que los empresarios lleguen a la Casa Rosada para defender los intereses de unos pocos como las empresas energéticas o los bancos. Queremos hombres y mujeres que lleguen al gobierno y defendan al conjunto de habitantes de esta patria. No puede gobernar nunca más el neoliberalismo en Argentina".

                       

Por último, dejó un mensaje alentador para octubre e indicó que "tenemos que redoblar esfuerzos y lograr el porcentaje más alto para que Alberto Fernández sea presidente junto a Cristina y para que Axel y Verónica gobiernen los destinos de la provincia de Buenos Aires". Y al finalizar, expresó que "llego el momento de dejar la especulación de lado, de pensar en qué gabinete me voy a sentar, de pensar en qué me llevo antes que dejarlo todo como hizo Nestor Kirchner, dejarlo todo para transformar este distrito".

Luego fue el turno del candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que agradeció a Mayra Mendoza la invitación y a los presentes, al tiempo que recordó la época en que fue docente de la universidad quilmeña. "En las PASO y en octubre alguien va a ganar y perder en las elecciones. Si es cierto que cuando uno vota delega, nombra y designa un representante, es fundamental que ese cumpla lo que prometió, lo que dijo y lo que en campaña parecía su propósito. A mi me gustaría que en esta elección se comprenda que los y las argentinas descubrieron y se dieron cuenta que cuando votaron a la actual gobernadora o el actual intendente lo hicieron esperando que hiciera aquello que en la campaña pareciera un compromiso y un contrato", sostuvo Kicillof. Y, en esa sintonía, agregó que " Se votó para que un gobierno hiciera determinada cosas y la gente votó a alguien que se lo prometía. Lo que encontramos visto en perspectiva es que no solo las jubilaciones no subieron, bajaron. El empleo no subió, cayó. La pobreza no se redujo, creció. El impuesto a las ganancias no se lo sacó, lo pagan el doble. No cumplieron absolutamente ninguna de esas promesas electorales. A veces el exceso de entusiasmo o de compromiso te ponen en ese lugar pero no es lo que ocurrió en la Argentina de 2015".

Con una fuerte crítica hacia lo vivido hace cuatro años para poder explicar los números tan contundentes de la última elección, el ex ministro de economía señaló que "hoy tenemos la certeza de que eso que prometieron en campaña no eran compromisos, se vivió la más grande de las estafas electorales que se tenga memoria. Mintieron, manipularon y lo digo porque hablamos de proyecto de gobierno. No puede ser más que sustituyan las ideas y las convicciones por el marketing, los slogans y las mentiras". En ese sentido, añadió que "era imposible que lo que prometieron sucediera y eso es una enseñanza importante. Para nosotros significa muchísimo más porque no llegó de manera masiva ´son todos iguales´ ya que me parece que después de la experiencia 2015-2019 se expresó en las urnas un deseo de que no quieren más políticos o candidatos que vengan a hacer una estafa o a hacer su negocio".

                    

Axel Kicillof tuvo tiempo para explicar, además, que desde su óptica los dos espacios que más votos sacaron no contaron con las mismas cartas de juego. "Del otro lado hay una catarata de recursos. Lo vemos en la privacidad cuando vemos un video y hay una publicidad paga. Una fortuna han puesto y es algo que se ha naturalizado. Como ya no iba más lo anterior, decían que ahora se trataba de big data y micro segmentación. Iban a usar falsas noticias, ejércitos de trolls, falsas identidades, todo falso", indicó. Y para completar esa idea, sostuvo que "querían ganar esta elección por internet con medios digitales manipulandole la cabeza a millones de argentinos. Le contestamos de otra forma, recorriendo y caminando dando la cara para escucharnos entre todos, no con lo individual sino con lo colectivo. Fue una forma de campaña que también es un mensaje, no solo sobre lo que pasó. No vamos a festejarlo porque vamos a seguir haciendolo. No vino ningún Durán Barba a decirnos que nos subamos a un autito, es como históricamente sentimos que es así como se disputa una elección. No marketing, no slogan, no coaching, no estafas. La mejor política es la de representar las necesidades, los intereses, los anhelos de los millones de bonaerenses que han sufrido estas políticas y dijeron que no, que basta de eso. No solo basta a las políticas sino basta también a los intentos de mentir, manipular y ensuciar al otro".

Sobre el final, el también diputado nacional exclamó que "ahora le han dicho a muchos candidatos oficialistas que les conviene salir solitos en los posters, en los carteles y las pintadas. A ver si así consiguen otro voto más, otra estafa más para despegarse de eso que están pegados. Yo le diría a un candidato que si no le gusta la gobernadora o el presidente, que no corten la boleta y que le digan a los y las bonaerenses que está mal lo que están haciendo, que se hagan cargo, que hagan la crítica, que no oculten, que no mientan, que digan que son parte de ese proyecto político y que las consecuencias son parte de la Nación, de la provincia y de los municipios. Que digan que son parte de un gobierno nacional que vino a romper todo y de uno provincial que estuvo ausente y se subordinó". Y para cerrar, Kicillof dejó un mensaje contundente ante la multitud que lo aplaudía: "Que no nos distraigan, que no nos manden a nuestras casas, que no nos manden a dormir, vamos a seguir caminando, convenciendo, convocando y sumando a los que nos votaron y los que no también. Dejan un desastre y lo vamos a sacar adelante entre todos y todas".