loader
Foto

ATE Quilmes marchó hacia las puertas del PAMI y Consejo Escolar

La jornada de protesta incluyó movilizaciones hacia ambos edificios quilmeños en busca de respuestas ante reclamos presentados.

La Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) movilizó hacia las puertas del PAMI Quilmes, ubicado en pleno centro quilmeño (Lavalle N° 683), para manifestarse por condiciones laborales que se viven en el edificio y el sector en general. La idea fue reclamar y presentar un volante con los pedidos que exigían, algo que se logró luego de que no se permitiera el acceso a los manifestantes.

Claudio Arévalo, secretario general de ATE, señaló que "lo único que queríamos era entregar un volante para que se enteren qué estabamos haciendo. Lo que venimos a pedir es la planta permanente para los trabajadores, condiciones edicilias dignas para que puedan atender a nuestros afiliados, la reapertura de paritarias que hoy estamos por la línea de indigencia"

En ese sentido, Arévalo sostuvo que "no venimos a pelearnos con nadie, que no se equivoquen, no hace falta que pongan a la policía en la puerta. Somos trabajadores, no somo delincuentes. La policía tiene que hacer otro trabajo, tendría que estar buscando narcotraficantes y no queriendo intimidar a los trabajadores". Y agregó que "este es el único camino que nos deja este gobierno, estar en la calle reclamando para que el pueblo definitivamente sea feliz y tenga las condiciones dignas para serlo".

Asimismo, el gremio se movilizó hacia las puertas del Consejo Escolar de Quilmes, ubicado en Andrés Baranda N° 1456, para solicitar los reclamos a los que, afirmaron desde ATE, no tuvieron respuesta hasta el momento: el Servicio Alimentario Escolar (SAE), la infraestructura escolar, el pase a planta permanente y las condiciones de trabajo de los trabajadores del Consejo Escolar.