loader
Foto

En un partido polémico, Quilmes no supo aguantarlo y sufrió una nueva derrota

El Cervecero cayó 3-1 en Junín ante Sarmiento tras ir en ventaja en el partido. Cuarta derrota consecutiva del conjunto dirigido por Leonardo Lemos en la Primera Nacional.

El primer tiempo comenzó sin un dominador claro. El local no contaba con la precisión requerida para el juego que intentaba plasmar y cuando llegaba al área del Cervecero carecía de determinación. Por su parte, Quilmes tampoco pudo hacer mucho salvo las trepadas de los laterales que eran su única sorpresa. Lo tuvo Gabriel Graciani y Sergio Quiroga desde afuera pero sus remates salieron lejos del arco de Marcos Ledesma. La que se puede contar del Cervecero es una de Gabriel Ramírez que exigió la respuestade Manuel Vicentini que la mandó al tiro de esquina.

En la segunda mitad llegarían los goles y, también, las polémicas de la noche. Apenas comenzó el complemento, Leandro González apareció solo en el área de Sarmiento tras un pelotazo largo e inventó una chilena que venció a Vicentini para poner el 1-0 al minuto. Golazo y alivio para el visitante que tenía que aguantar todo un tiempo todavía. Eso no sucedería porque la respuesta del conjunto de Junín llegaría instantaneamente cuando, luego de un desborde y centro de Facundo Castet, Pablo Magnín empujó al gol para poner las cosas 1-1 a los 7 minutos. A partir de ahí tuvieron ocasiones ambos para desnivelar, ya que Ramírez hizo que Vicentini vuelva a tener que volar para evitar el gol y el local empujaba sin claridad. En el minuto 25 llegaría el gol que cambió la historia cuando Claudio Pombo hizo una maniobra excelente y habilitó a Magnín que cruzó su remate y marcó el 2-1. De allí en más todo fue polémica porque primero Magnín se iba solo contra Ledesma a quien había gambeteado pero el juez de línea marcó un fuera de lugar que no era. Luego, Quilmes llegaría al empate por un remate de Ramírez pero la interpretación del línea del otro sector fue que González interceptaba la visión del arquero y lo anuló. A los 45 minutos, Quiroga se metió en el área y, tras una sujeción que no llegó a verse dentro del área pero si fuera, el árbitro Nazareno Arasa cobró penal. A Magnín poco le importó y lo cambió por gol para el 3-1 con tres goles suyos.

Dura derrota de Quilmes en lo anímico porque el equipo no levanta y cada vez se aleja más de los puestos de arriba. La próxima de local será ante Deportivo Riestra, un equipo difícil y que anda bien en esta Zona 2 de la Primera Nacional. Sin embargo, al Cervecero eso poco tiene que importarle y deberá retomar el funcionamiento que tuvo en las primeras 8 fechas.

RESUMEN

SARMIENTO (3): Manuel Vicentini; Yamil Garnier, Wilfredo Olivera, Lucas Landa, Facundo Castet; Gabriel Graciani, Claudio Pombo, Federico Vismara, Maximiliano Fornari; Sergio Quiroga, Pablo Magnín.
DT: Iván Delfino.

QUILMES (1): Marcos Ledesma; Raúl Lozano, Carlos Matheu, Abel Masuero, Federico Álvarez; Gabriel Ramírez, David Drocco, Alejandro Altuna, Juan Imbert; Leandro González, Facundo Bruera. 
DT: Leonardo Lemos.

Goles: 1ST Leandro González (QUI), 7ST Pablo Magnín (SAR), 25ST Pablo Magnín (SAR), 45ST Pablo Magnín (SAR).

Árbitro: Nazareno Arasa.

Foto: Gentileza Sentimiento Verde.