loader
Foto

El video más visto del año en Youtube en Argentina es de una quilmeña

Se trata de María de los Angeles Becerra, youtuber de 19 años oriunda de nuestro distrito y que cuenta con más de 2.6 millones de seguidores en su cuenta de Youtube.

Youtube difundió un informe sobre los contenidos con más repercusión del 2019 en el país y el mundo, y Becerra llegó a 6.4 millones de reproducciones con su canción "Roast Yourself Challenge", video en el que también tuvo la mayor cantidad de comentarios (62.000) y de likes (467.000) de la plataforma.

La artista nació en Quilmes el 12 de febrero del 2000 y es muy reconocida por las nuevas generaciones gracias a sus videos de entretenimiento que publica en sus redes sociales desde 2015. En 2017 comenzó a subir videos haciendo covers a capella de artistas como Ariana Grande, Rihanna, entre otros. El 11 de septiembre de este año publicó su primer "Extended play" (EP) denominado "Dime cómo hago" por el que logró ingresar en el listado Argentina Hot 100 de Billboard.

"Roast Yourself Challenge", el video que rompió todos los récords, fue lanzado el 20 de marzo de este año. Becerra hoy forma parte de los 10 youtubers más influyentes de Argentina.

Su historia

La joven relató haber sufrido buylling en la escuela. "Siempre fui muy tímida. Me cerré mucho siempre hasta que empecé con lo de los videos y me convertí en otra persona", le había dicho a Infobae en una nota de marzo de este año. Y había agregado: "Yo no era una persona con muchos amigos y de repente que alguien te escriba 'me hacés feliz' me hace sentir bien después de mucho tiempo. Me pasan esas cosas y no lo puedo creer porque a mí también me pasaba con otros youtubers".

También había contado cómo fue dejar la escuela secundaria en 5° año. "Ganaba plata haciendo videos y el colegio me sacaba mucho tiempo. Tuve que abandonarlo porque no podia con las dos cosas. A mi familia y a mí nos servía mucho el dinero y no podía darme el lujo de perder esa oportunidad", fueron sus palabras. Y, sobre la fama, había confesado que no todo fue color de rosas: "Los fanáticos me seguían desde la escuela hasta mi casa o me esperaban afuera. Una vez me sacaron fotos desde la ventana de mi habitación mientras me cambiaba, o en un baño de una estación de servicio se trepaban a los inodoros para hacerlo. Fueron situaciones horribles".