loader
Foto

Represión en el frigorífico Penta: brutal ataque a los trabajadores

Reclamaban en la puerta de la fábrica la reincoporación de sus puestos de trabajo y sufrieron el accionar policial con balas de goma.

En plena cuarentena obligatoria y en un contexto donde la situación ecónomica también genera incertidumbre (más allá de lo sanitario), el conflicto en el frigorífico Penta de Bernal Oeste sumó un nuevo y lamentable capítulo. Hoy por la mañana, los trabajadores se encontraban en la puerta de la empresa mientras realizaban una olla popular para reclamar que los 250 puestos de trabajo aproximadamente sean reincorporados cuando fueron reprimidos por el accionar policial que utilizó ese medio para terminar con la protesta.

La brutal agresión dejó como saldo cerca de 10 personas heridas por las balas de gomas y los golpes recibidos durante la represión, las cuales se encuentran internadas producto de la jornada repudiable del día de hoy. Cabe recordar que en la actualidad existe un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) que prohibe los despidos y, además, hay una conciliación vigente a la que a empresa, cuyo dueño es Ricardo Bruzzese, no tiene en cuenta y pasa por arriba. Hace 20 días la decisión del titular fue el cierre de la fábrica.

Hace unos días, Angel Mileo, representante gremial había destacado que "el cierre de la fábrica se dio por problemas con la comisión interna que son los tres delegados más 20 compañeros para sacarlos de la empresa. Tenemos una situación complicada con el COVID-19 y ahora la empresa dice directamente que ya cerró y estamos tratando que desde el Municipio vengan y bajen a ayudarnos. Estamos en una situación complicada". Y agregó que "cobramos solo la primera quincena de marzo, la segunda se nos adeuda y tendríamos que haberla cobrado pero hoy estamos sin un peso ni para llevar comida a las familias".

Las medidas tomadas por la policía fueron enfáticamente repudiadas por organizaciones sociales y de partidos de izquierda. Al mismo tiempo, el Municipio de Quilmes, que se habría comprometido a interceder, también se expresó al respecto y aclaró que "de ninguna manera, el Municipio de Quilmes avala la represión sufrida por los trabajadores y repudia la violencia como mecanismo de solución a este conflicto".

Foto: Gentileza Clarín.