loader
Foto

La polémica por la excarcelación de presos terminó con la renuncia de una funcionaria municipal

Se trata de Claudia Cesaroni, abogada, magister en criminología, fundadora del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (CEPOC) y directora general para la Prevención del Delito y Violencia, área dependiente de la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano de la Comuna. "Hay que desarmar la idea de que las personas que salen de la cárcel son monstruos", dijo en una nota radial. La oposición pidió su renuncia y ella confirmó hoy su devinculación del Municipio.

Tras el motín ocurrido en Devoto, la funcionaria realizó declaraciones públicas en diversos medios en los que, como abogada defensora de los detenidos, manifestó su posición sobre la medida de otorgar la prisión domiciliaria a los presos por el riesgo del coronavirus.

"Las personas que están presas no son distintos a nosotros, tienen los mismos derechos y si están en una situación de riesgo tienen que estar fuera del ámbito carcelario”, expresó a Victor Hugo Morales en una entrevista realizada hace algunos días en AM 750.

En tanto, en declaraciones radiales a Radio Gráfica manifestó: "El coronavirus no se detiene frente a los muros de las cárceles, es algo que venimos diciendo desde mediados de marzo y recién tomó presencia pública porque sucedió algo en Devoto. Ya hay 11 muertos en las cárceles del país pero como son menos visibles, no importaron mucho”.

Dijo, además, que las medidas que se habían tomado era restringir las visitas de familias pero que la cuestión era relativa porque "los penitenciarios siguen entrando y saliendo". Y agregó: "Por otra parte, si no van las familias los presos no pueden acceder a las cosas que les llevan, entre ellas alimentación digna".

Y finalizó: "Nosotros estamos planteando juridicamente desde que se desencadenó la pandemia que hay personas que están privadas de su libertad que deben estar en su casa. Algunas porque son personas de riesgo y otras porque por cuestiones jurídicas están en condiciones de obtener prisión domiciliaria. Algunos están a 30 días de cumplir la pena. ¿Cuál es el sentido de demorar ese tiempo dentro de la cárcel en esta situación? Cuando se considera que es necesario, se le puede poner una tobillera. Hay otras medidas de control. Hay que desarmar la idea de que las personas que salen de la cárcel son monstruos. Como a veces sucede que una persona que sale de la cárcel vuelve a cometer un delito, pareciera que todas lo hacen y no es cierto. Y cuando sucede habria que pensar que fue lo que hizo mal el Estado en ese tiempo".

A raíz de su aparición pública, los concejales opositores del bloque Juntos por el Cambio emitieron hoy un comunicado en el que pidieron que Cesaroni sea removida de su cargo en el Departamento Ejecutivo municipal. "Una cosa es la opinión que pueda tener cada uno de los ciudadanos al respecto y otra muy distinta es cuando quien ostenta un cargo público, específicamente como cabeza de un área destinada a la prevención del delito, es abogada defensora de los detenidos que piden su liberación", reza el escrito. Y agrega: "Sabemos que el ejercicio de la profesión liberal de los abogados, en tanto no sea ejercida para accionar en contra de los intereses del Estado, no resulta incompatible jurídicamente para ejercer un cargo público. Pero en este caso, más allá que pudiese incurrirse en tal previsión, no tenemos duda que existe, al menos, incompatibilidad ética y moral. ¿Qué seguridad pueden sentir los Quilmeños si la funcionaria responsable de la prevención del delito, es quien está bregando por la liberación de quienes ya fueron detenidos y cumpliendo condena?".

Horas más tarde de que se difundiera el comunicado de Juntos por el Cambio, se hizo público un descargo de la funcionaria en su cuenta de Facebook. "Comunico que tomé la decisión de renunciar a mi cargo de Directora General para la Prevención del Delito y la Violencia de la Municipalidad de Quilmes, función que asumí con el deseo de trabajar en proyectos de inclusión y acompañamiento para las personas atravesadas por el sistema penal, porque creo que ese es el mejor modo de prevenir el delito y disminuir los niveles de violencia. Tomo la decisión de desvincularme de esta responsabilidad de mutuo acuerdo con la Intendenta Mayra Mendoza, ya que en el marco de mi militancia en la defensa de los derechos de las personas privadas de libertad estoy acompañando los reclamos del colectivo de detenidos alojados en la Cárcel de Villa Devoto, lo que se torna incompatible con el cumplimiento de mis responsabilidades en la gestión municipal en los términos en que debe realizarse. Mi agradecimiento de corazón siempre a Mayra. Yo dejo la función segura de que los proyectos en marcha se llevaran adelante tal o mejor que comos los soñamos".

El comunicado de los concejales de Juntos por el Cambio:

El Bloque de Concejales de Juntos por el Cambio Quilmes del Honorable Concejo Deliberante solicita a la Sra. Intendente Mayra Mendoza, exija la renuncia de la Abogada Claudia Cesaroni, quien fuera designada mediante Decreto N° 3274/19  como “Directora General para la Prevención del Delito y Violencia” que depende de la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano de la Municipalidad de Quilmes.

Motiva el siguiente pedido las preocupantes manifestaciones públicas que la citada funcionaria efectuara en su condición de Abogada Defensora de detenidos que se encuentran en el penal de Villa Devoto y que, por su intervención profesional, solicitan su excarcelación.

Como es público y notorio, el pedido de excarcelación de quienes se encuentran privados de su libertad con motivo del COVID-19, ha generado en la sociedad un profundo debate como así también miedo, disconformidad y múltiples opiniones referidos al tema.

Ahora bien, una cosa es la opinión que pueda tener cada uno de los ciudadanos al respecto y otra muy distinta es cuando quien ostenta un cargo público, específicamente como cabeza de un área destinada a la prevención del delito, es abogada defensora de los detenidos que piden su liberación.

Sabemos que el ejercicio de la profesión liberal de los abogados, en tanto no sea ejercida para accionar en contra de los intereses del Estado, no resulta incompatible jurídicamente para ejercer un cargo público.

Pero en este caso, más allá que pudiese incurrirse en tal previsión, no tenemos duda que existe, al menos, incompatibilidad ética y moral.

¿Qué seguridad pueden sentir los Quilmeños si la funcionaria responsable de la prevención del delito, es quien está bregando por la liberación de quienes ya fueron detenidos y cumpliendo condena?

En derecho todos sabemos que la mayoría de las posturas son cuestionables, dependiendo de la doctrina que se siga en cada caso. Ahora bien, lo que sí es inopinable y por tanto genera preocupación es que la posición públicamente expuesta de esta funcionaria, hace presumir cuál será la posición ideológica y jurídica en la que basará las políticas públicas que dentro de sus funciones le corresponda diseñar.

La sociedad demanda de la política, de los políticos y de los gobernantes, seriedad y responsabilidad siempre, pero en momentos de excepcionalidad, la exigencia es mayor.

Es por lo expuesto que es nuestro deber, como representantes del pueblo Quilmeño, exigir que la funcionaria sea apartada de su cargo.

El descargo de Cesaroni y el anuncio de su renuncia:

Comunico que tomé la decisión de renunciar a mi cargo de Directora General para la Prevención del Delito y la Violencia de la Municipalidad de Quilmes, función que asumí con el deseo de trabajar en proyectos de inclusión y acompañamiento para las personas atravesadas por el sistema penal, porque creo que ese es el mejor modo de prevenir el delito y disminuir los niveles de violencia. Tomo la decisión de desvincularme de esta responsabilidad de mutuo acuerdo con la Intendenta Mayra Mendoza, ya que en el marco de mi militancia en la defensa de los derechos de las personas privadas de libertad estoy acompañando los reclamos del colectivo de detenidos alojados en la Cárcel de Villa Devoto, lo que se torna incompatible con el cumplimiento de mis responsabilidades en la gestión municipal en los términos en que debe realizarse.
Mi agradecimiento de corazón siempre a Mayra. Yo dejo la función segura de que los proyectos en marcha se llevaran adelante tal o mejor que comos los soñamos.

Fragmento de una entrevista de Cesaroni a Radio Gráfica: