loader
Foto

Mayra Mendoza ratifica su apoyo a Kiciloff con la negociación de la deuda y las medidas por la pandemia

La provincia de Buenos Aires es la más endeudada, con un stock de deuda equivalente al 79% de los ingresos, con la particularidad de que el 85% de su deuda es en moneda extranjera. La intendenta firmó una carta de apoyo al gobernador, y ratificó junto a otros mandatarios de la Tercera Sección Electoral la validez de las medidas de aislamiento.

El último domingo, 10 de mayo, los 135 intendentes provinciales firmaron una carta de apoyo a Axel Kicillof en el marco de la negociación de la deuda que lleva adelante el gobernador en consonancia con el Gobierno Nacional, la cual, consideran, "es crucial para el futuro de las y los bonaerenses" y "cuya finalidad última es recuperar la sostenibilidad de la deuda, contemplando la capacidad de pago real de la Provincia y permitiendo superar la grave crisis económica y social en curso".mensaje-intendentes_page-0001

A su vez, sostienen que "la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia global, añade incertidumbre en todo el mundo y traerá consecuencias sociales dramáticas para nuestra Provincia. Nuestro pueblo no soporta más exclusión, pobreza y desigualdad. Atender esta situación constituye una obligación impostergable para el Estado provincial".

Por último, aludieron a la unión a pesar de "nuestros múltiples puntos de vista": "Estamos unidos respaldando una salida ordenada y justa. Las y los bonaerenses estamos haciendo un esfuerzo verdaderamente extraordinario".

La deuda bonarense tiene fecha de expiración para este lunes, 11 de mayo. Desde el primer día, Nación y Provincia trabajaron en conjunto, por lo que hay varias ideas en el mercado respecto de lo que puede suceder y la decisión que tomará la Provincia, ya que vencen 110 millones de dólares y se cierra el canje de deuda.

Ese vencimiento forma parte del BP21, un bono en dólares bajo ley extranjera por el que la provincia que gobierna Kicilloff debería pagar USD 277 millones, de los cuales USD 250 millones corresponden a capital y USD 27 millones a intereses.

Cabe resaltar que la Buenos Aires es la provincia más endeudada, con un stock de deuda equivalente al 79% de los ingresos, con la particularidad de que el 85% de su deuda es en moneda extranjera. Y no sólo que es la que más debe sino que es la que tiene los vencimientos más cercanos.

Durante 2020 Kicillof tiene vencimientos de títulos por USD 2.705 millones, de los cuales US$ 725 millones son los que vencieron en enero y el resto, USD 2.119 millones, están en el segundo semestre.

Apoyo a las medidas por la pandemia

Además, el domingo 10 de mayo, intendentes e intendentas de la tercera sección electoral de la Provincia de Buenos Aires se reunieron por medio de una videoconferencia para acordar criterios comunes con respecto a las medidas a tomar en esta nueva etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de COVID-19.
 
En tal sentido, los intendentes e intendentas que participaron de la reunión reiteraron su apoyo a las medidas impulsadas por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, al expresar que "son medidas que preservan la vida y la salud de los argentinos y argentinas sin dejar de lado la búsqueda de herramientas económicas para paliar las consecuencias sociales en un contexto en el cual muchos y muchas ven su ingreso fuertemente deteriorado".
 
La reunión arrojó tres conclusiones comunes:
 
1. El próximo martes, este conjunto de intendentes e intendentas transmitirá al gobierno de la Provincia de Buenos Aires las solicitudes recibidas de parte de las cámaras de industria, comercio y los representantes locales para la evaluación de la apertura de comercios y actividades productivas en cada uno de los distritos. Al respecto, señalaron que cualquier tipo de apertura se realizará con observación plena de los protocolos sanitarios y con previa evaluación de las tasas de contagio en cada uno de los distritos. El principal foco estará puesto en garantizar el cumplimiento de las medidas de higiene y seguridad en los espacios de trabajo y en mantener el control sobre la circulación de personas en la vía pública.
 
2. Hasta tanto la Provincia de Buenos Aires no defina por medio de decreto la necesidad de una nueva modalidad en cuanto a las medidas de aislamiento, todas las medidas actuales continúan vigentes en los distritos de la tercera sección. Por lo tanto, aclararon que no se flexibilizará ninguna restricción de apertura de comercios y actividades productivas ni se permitirán nuevas excepciones de circulación. Es decir que, mientras cada gobierno municipal no comunique lo contrario, todas las medidas de aislamiento continuarán igual que hasta ahora.
 
3. Los intendentes e intendentas marcaron su preocupación ante las medidas anunciadas por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con respecto a la apertura de nuevos comercios. Según manifestaron, tal situación resulta riesgosa para todo el AMBA dado que implica mayor movilidad y por lo tanto, teniendo en cuenta que muchos de los trabajadores y trabajadoras de esos comercios residen en distritos del Gran Buenos Aires, una mayor probabilidad de circulación comunitaria del virus que puede reducir la capacidad de control sobre la tasa de contagio.
 
Por último, en línea con lo expresado por el Presidente Alberto Fernández, manifestaron que es necesario cuidar lo conseguido. Según aseguraron, recibieron la provincia de Buenos Aires con un sistema de salud devastado y durante el periodo de cuarentena se cumplieron diferentes objetivos como la construcción de nuevos hospitales, el aumento de la cantidad de camas de aislamiento y la adquisición de los insumos críticos necesarios. Además, afirmaron, el logro más importante es haber reducido la velocidad de contagio, y la prioridad debe ser continuar con el esfuerzo colectivo.
 
Participaron los jefes y las jefas comunales de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ensenada, Ezeiza, Florencio Varela, La Matanza, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Punta Indio, Quilmes y San Vicente.