loader
Foto

Cayó la banda narco paraguaya del "Piki Voley"

Se trata de cinco personas de dicha nacionalidad que vendían droga en las villas en el marco de partidos del popular deporte guaraní denominado "Piki Voley". Fueron detenidos tras un importante operativo en los barrios marginales Papa Francisco y La Matera. 

El operativo policial se realizó luego de varias semanas de trabajos de investigación con material fílmico tanto diurno como nocturno. Fueron 7 allanamientos en los barrios Papa Francisco y La Matera, en zonas marginales a la vera del Arroyo Las Piedras. De los mismos participaron más de 100 efectivos policiales de distintas áreas de la fuerza como Grupo Halcón, Grupo GAD de Almirante Brown, Lomas de Zamora y Quilmes; Infantería; Drogas Ilícitas Quilmes; Activos Ilegales Lomas de Zamora y Lanús; Subestación de Policía de Seguridad Departamental Quilmes; Estación de Policía Berazategui; Policía Local y Policía Ecológica de Avellaneda.

Segun la investigación, se trataba de una banda de nacrotraficantes de nacionalidad paraguaya integrada por cuatro hombres y una mujer. Vendían droga e los pasillos de la Villa Azul, y en los barrios La Matera y Papa Francisco. Aprovechaban los partidos del popular deporte guaraní "Piki Voley" para, en la aglomeración de gente, ofrecer cocaína y marihuana a sus compradores. Lo hacían en las canchas de las zonas marginales.

Con la estrategia denominada "Caballo de Troya", la Policía ingresó al barrio en un camión antiguo cubierto con lonas azules y colectivos pintados de color verde para "camuflarse" y evitar que la gente del barrio alerte de la presencia policial. Así sorprendieron a los delincuentes en los respectivos domicilios.

Como resultado del operativo, que contó con todos los protocolos sanitarios, terminaron detenidos los cinco narcotraficantes: un hombre de 41 años identificado como Máximo Machado, jefe de la banda; otro conocido como "Paisa", que se encargaba del ocultamiento y traslado; otro conocido como "Chipa" de nombre Claudio Penayo, de 44 años, encargado del fraccionamiento de la droga; Dionel Leiva, alias "Turrin", de 29 años y encargado de la venta; y Alicia Marracín alias "Kurepi", de 31 aaños de edad, también encargada de la venta. Además, se aprehendieron a otras cinco personas identificadas como compradores. Una de ellas quiso escapar de la Policía tirándose al Arroyo Las Piedras pero terminó siendo capturada.

En total, se secuestraron 200 dosis de marihuana, 3500 dosis de cocaína, dinero en efectivo, balanza de precisión, elementos de fraccionamiento, armas de fuego (pistola calibre 9 milímetros marca Bersa con numeración suprimida con 8 proyectiles intactos), diez teléfonos celulares, cuadernos con anotaciones de interés para la causa que buscará seguir con otras líneas de investigación para detectar otros proveedores de droga.