loader
Foto

Denunció falta de condiciones sanitarias en su trabajo y lo echaron

Mientras se desempeñaba en la empresa había declarado en un programa radial la cantidad de casos de coronavirus que había en su trabajo y la preocupación al respecto.

A comienzos de junio, Martín Sanz, empleado en ese entonces a la Refinería Sudamericana, ubicada en Camino Gral. Belgano al 1800, hizo pública una situación que le preocupaba en su lugar de trabajo. Había declarado que tanto él como sus compañeros no contaban con los elementos sanitarios necesarios para llevar a cabos las tareas y contó, además, que ya había alrededor de 5 o 6 casos confirmados de coronavirus en la fábrica.

La empresa había tomado la decisión de aislarlo luego de reclamar mejores condiciones y según señaló en ese entonces "me hacen quedarme en casa de manera preventiva porque yo saqué a la luz el tema de los infectados". Una persona de la estructura jerárquica le había reconocido en una llamada telefónica que la medida que tomaron y le habían impuesto pese a no trabajar en el sector en el que se habían dado los casos era "por lo que estas armando", en alusión a lo declarado públicamente. Asimismo el trabajador había planteado en esa charla telefónica (que grabó con su celular) su preocupación por su papá que vivía en la misma casa que él. Unos días más tarde, el martes 23 de junio, recibió la notificación de despido en un hecho polémico que actualmente presenta acciones legales de ambas partes.

La charla telefónica con una "administradora" que grabó el empleado despedido

Primer Plano Quilmes conversó con Martín quien expresó que "el martes 23 fui a trabajar. Me dijeron que me presente de 6hs hasta las 14hs. Voy y mientras trabajaba me llama mi encargado a las 12hs del mediodía. Fui a la oficina y no encontraba a la persona de RRHH. Alrededor de las 13hs me vuelven a llamar que ahora si estaba en el teléfono y me cuentan que la dueña no necesitaba más de mi servicio y querían llegar a un arreglo".

Al respecto, el trabajador despedido indicó que "consulto cuál era y me querían dar una liquidación por 5 años cuando yo tengo 6 en la empresa y lo que me querían dar era muy poca plata para mi antigüedad, vacaciones, aportes y aguinaldos. Quería además doble indemnización. Ante lo que plantié me dijeron que agarre mis cosas y me vaya a las 13.10hs, firmé mi salida, fiché como corresponde y me fui aunque mi horario era hasta las 14hs".

En ese momento se plantea una nueva parte del conflicto luego de que Martín recibió en su domicilio al otro día una carta documento que comunicaba su cese en la actividad laboral. "Me llega que estaba despedido y mi abogado igual me dice que me presente a trabajar. Me prohibieron el ingreso y me pusieron abandono de trabajo. Me habían dicho que el monto que me ofrecían era buena plata pero no acepté y les dije que no se preocupen si demoraba más tiempo el juicio. Me dijeron que me echaban por haber hecho público el tema del coronavirus en la empresa y que la dueña no quería más de mis servicios". La empresa, sin embargo, aduce que ha sido un despido con causa debido a que no habría respondido a un pedido de su encargado y el mencionado abandono del puesto.

Junto a su abogado, esa misma tarde enviaron una carta documento en contestación para aclarar la situación laboral del trabajador, algo que no obtuvo respuesta hasta el momento más allá de que habría enviado una más esta última semana. "El abogado me tranquilizó y además yo tengo como 10 testigos a mi favor. No me pueden hacer abandono de trabajo porque me presenté a trabajar siempre y no me pueden echar porque sí, a lo sumo suspender. Estoy tranquilo", finalizó Martin.