loader
Foto

Coronavirus: agregan tres nuevos síntomas para determinar un caso sospechoso

El Ministerio de Salud advirtió que existen tres nuevos síntomas que, sumados a los ya establecidos, podrían significar un caso positivo de Covid-19.

Tras el gran incremento de casos positivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, el Ministerio de Salud de la Nación incorporó tres nuevos síntomas a la lista de factores a tener en cuenta para determinar un caso sospechoso de coronavirus.

De esta forma, se dictó que quienes padezcan diarrea, vómitos y cefalea, sumado a una o más condiciones ya informadas, podrá ser catalogado como posible positivo de Covid-19.

Estos síntomas se suman a la fiebre de 37.5 C° o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria y falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia), sin alguna enfermedad que explique los mismos.

A estas características, se debe agregar el hecho de que el posible infectado haya estado en contacto con algún positivo de Covid-19 en los últimos 14 días o tenga un antecedente de viaje internacional, historial de viaje o residencia en nuestro país en zonas de transmisión local, ya sea comunitaria o por conglomerados.

Por otra parte, el mes pasado se incluyó un nuevo criterio en la definición de caso sospechoso de coronavirus para niños y adolescentes de cero a 18 años con síndrome inflamatorio multisistémico.

Según la normativa actualizada, los pacientes de esa edad deberán tener “fiebre durante más de tres días acompañada de dos de los siguientes síntomas: erupción cutánea o conjuntivitis bilateral no purulenta o signos de inflamación mucocutánea (en la boca, manos o pies); hipotensión o shock; disfunción miocárdica, pericarditis, valvulitis o anomalías coronarias; evidencia de coagulopatía; diarrea, vómitos o dolor abdominal”.

Además, para que se considere que podría estar infectado, el menor tendrá que presentar “marcadores elevados de inflamación, como eritrosedimentación, proteína C reactiva o procalcitonina, como así también ninguna otra causa evidente de inflamación (incluida la sepsis bacteriana, síndromes de shock estafilocócicos o estreptocócicos)”.