loader
Foto

Se permitirá por ley el acompañamiento a pacientes terminales

La iniciativa promueve que los pacientes afectados por el coronavirus u otras patologías puedan transitar la internación en compañía, y eventualmente ser despedidos por sus seres queridos en caso de fallecimiento.

El protocolo establece que los acompañantes deben reunir determinadas condiciones, como tener preferentemente entre 18 y 60 años de edad, gozar de buena salud en general, y no tener factores de riesgo.

Además, el Ministerio de Salud destaca que serán las propias instituciones sanitarias donde estén internadas las personas las que deberán evaluar y supervisar el cumplimiento de las acciones establecidas en el nuevo régimen. 

Según publicó el sitio Ambito, "el propósito principal es lograr que acompañar en los últimos días de vida a las personas que transitan ese doloroso momento. Garantizar aspectos que permitan a los pacientes afrontar el proceso final de su vida con dignidad y permitir a familiares/allegados la posibilidad de despedida presencial de sus seres queridos", señalaron las autoridades.

La medida surge luego de la muerte de Solange Musse, la joven enferma de cáncer a la que su padre no pudo despedir por las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia. Fue en un sanatorio de Córdoba Capital, al que su padre quiso ir desde Neuquén pero personal policial no lo dejó ingresar a la provincia tras dos pruebas rápidas de Covid-19 cuyos resultados, según dijo él, eran "dudosos". Al volver a Neuquén contó que se hizo un hisopado y "dio negativo". Su hija, de más de 30 años, murió sin que su padre pudiera verla.