loader
Foto

Una familia sufrió una violenta entradera y vivió momentos de pánico

Los delincuentes estaban armados y golpearon fuertemente en la cabeza al hombre en el momento que estaba saliendo de su casa para ir a trabajar.

Durante los últimos días una familia de Quilmes Oeste sufrió una violenta entradera cuando durante la madrugada tres delincuentes ingresaron a su hogar con armas de fuego y golpearon fuertemente en la cabeza al padre, quien estaba saliendo de su hogar rumbo a su trabajo. 

Todo comenzó cuando la madre de 42 años abrió el portón por el cual su esposo estaba por sacar el auto. Allí, dos delincuentes armados aprovecharon el momento e ingresaron a la propiedad privada amenazando a la pareja y exigiendo que les den bienes materiales que no poseían. De esta forma, los dos violentos procedieron a golpear fuertemene y sin piedad al hombre de 44 años y "le abrieron la cabeza en varias partes".

Luego, uno de los asaltantes ingresó a la vivienda junto a la mujer para obligarla que abra la puerta delantera a un tercer ladrón que estaba esperando para ingresar. El tercer sujeto, también armado, subió por las escaleras del hogar robando los celulares mientras buscaba la habitación de las dos hijas -una joven y una menor de edad- que hasta ese momento se encontraban dormidas.

Una vez allí, el sujeto armado despertó a las dos hijas exigiendoles que no hagan ruidos y que "bajaran con ¨mami¨". Tras bajar por las escaleras, el delincuente procedió a retirarse por la puerta delantera del hogar mientras que los otros dos violentos huyeron de la escena a través del portón por el cual habían ingresado. 

Tras los terrible episodio, el padre debió acudir a una clínica para recibir atención medica. Actualmente "tiene puntos y otras partes pegadas" según declararon las víctimas a Primer Plano Quilmes. Luego, se dirigieron a realizar la denuncia correspondiente en la Comisaría Novena de Quilmes. 

Imágen de la sangre derramada por el padre: