loader
Foto

Abrazo simbólico en El Chaparral: nueva manifestación por las clases presenciales

Padres y alumnos se movilizaron hacia la puerta de la puerta del establecimiento para reclamar por una mejor calidad en la enseñanza.

La lluvia poco pudo hacer ante un pedido que ya lleva varias semanas. Estudiantes de la Escuela Técnica N° 2 Paula Albarracín, más conocido como El Chaparral, marcharon hasta la puerta del colegio para pedir que el dictado de clases de manera presencial se lleve a cabo de otra manera a la actual. La modalidad adoptada por la ahora ex conducción del establecimiento recibió múltiples quejas por parte de los padres de los alumnos quienes entienden que una enseñanza técnica necesita de prácticas más exigentes.

Primer Plano Quilmes pudo conversar con algunos de los padres que se acercaron al lugar y señalaron que "el conflicto comenzó cuando recibimos un mail a fines de febrero donde nos comunican que debido a una obra sobre el tanque de agua del colegio y una importante de gas, no iba a haber alumnos presenciales en el colegio durante 180 días. Descontando los dos meses de enero y febrero, nos quedamos casi sin presencialidad hasta fin de año. Solicitamos una reunión con los directivos y no se llegó a un buen fin, tampoco una segunda donde se empezó a pedir que haya clases presenciales para los talleres".


En este sentido, expresaron que "acá tenemos la especialidad de electromecánica, electrónica y química. Cualquier chico que sea técnico sin práctica se le cierran las fuentes laborales con todo lo que ya cuesta recibir". Y agregaron que "después nos dan una hora de taller cada 21 días, eso fue lo que se consiguió por primera vez. Encima no fue en las clases de taller como ajustar los tornos y demás sino que también consideran de taller las de dibujo o educación física. Fueron esas las que los primeros alumnos pudieron ir. Artística, dibujo técnico y gimnasia".

Tras esas charlas que poco dejaron conformes a los padres y alumnos, la vuelta a clases tampoco pareció conformar desde lo sanitario. "Las burbujas eran de 6 personas siendo que un aula entraban 30 alumnos, ellos lo redujeron a solo 6. Por eso era una hora cada 21 días. Luego que pudo intervenir el inspector de colegios técnicos (hoy desplazado), Juan Flores, se le cargan más módulos presenciales a los alumnos. Se generó otro inconveniente porque en vez de hacer presencial por la mañana y virtual por la tarde, debido a la doble escolaridad, los hacían ir 90 minutos presenciales a la mañana y otros 90 minutos por la tarde. Se iban a las 11.30hs y tenían que volver a las 14.15hs", expresaron con preocupación. Y agregaron que "eso fue peor, estamos en pandemia y poner a los chicos en viaje constante en transporte público era arriesgarlos. Algunos venían desde Varela o El Pato y no llegaban a ir y volver".

La situación requirió de una nueva reunión que no llegó a concretarse porque desde la directiva sostenían que "estaban en plena reestructuración". Uno de los padres indicó que "hasta el día de hoy hay chicos que no tienen clases presenciales porque no entran dentro de esas burbujas de 6 personas. Ahora se hicieron dos burbujas de 12 personas, son 24 alumnos y en el aula son 30. Mi hija quedó nuevamente en el remanente de 6. Esos 6 van a ir en la tercer semana juntando dos del grupo A y dos del grupo B para completar y estamos mezclando las burbujas. O sea no sirve de nada separar por burbujas si mezclamos todo. Eso se planteó y no hicieron nada".

También hubo lugar para ciertas críticas a las complicaciones que se generaron con la virtualidad sumado al contexto de pandemia. "Hoy (jueves) fue récord porque 6 o 7 docentes presentaron síntomas de covid. Automáticamente quedan desplazados y quedan dispensados. Se bajaron 7 profesores y el lunes se habían bajado 5. En El Chaparral hay una matrícula de 1700 alumnos, supuestamente 370 docentes de los cuales 150 dispensados y licenciados. Estos últimos no daban clases, algo que los dispensados si tenían que hacerlo y no lo hacen", sostuvieron.


La convocatoria trajo consigo una nueva oportunidad de hablar con la cúpula que asumió reciéntemente en el colegio. Uno de los padres presentes aclaró que "será la tercera vez que van a cambiar todo, van a presentar algo para el miércoles próximo. Se habló de conectividad que el Estado puso pero no hay internet. Muchos docentes no tienen medios para hacer una videollamada o un video para subir a Youtube con una explicación. Se sabe igual que si tenes un celular podes dar clases y explicar, no tienen la predisposición. Lamentablemente es así".

Por último, destacaron lo que es la unión que mantiene firme este reclamo, más allá de la movilización de este jueves. "Somos un grupo de Whatsapp de más de 700 personas. Los alumnos se levantan a las 7hs porque a las 7.30hs tienen que dar el presente. Algunos docentes recién lo dan a las 9hs. Suben un PDF y vuelven a las dos horas consultando si hay dudas que responderán de forma presencial. Esperemos que esta reunión llegue a buen fin y que los docentes se comprometan", dijeron. Y finalizaron: "El actual director es el señor Camacho y es docente también. Los alumnos lo quieren porque dicen que cuando hay un problema él está y es uno de los pocos que se conecta a horario y da las clases como corresponde. Esto lo queremos resolver antes de la segunda ola porque no podemos permitir como padres que se pierda un año más".