loader
Foto

Alarma por la ocupación de camas en el Hospital Oller de Solano

El director del nosocomio dio detalles acerca de la cantidad de camas ocupadas y el promedio de edad de las personas que se testean y las que quedan internadas.

El avance de la pandemia coronavirus continúa a un ritmo muy acelerado y la realidad de los hospitales quilmeños no escapa a la del resto de los la provincia de Buenos Aires. A la casi saturación en el Hospital Iriarte, la situación en el Oller de Solano no es tan distinta.

Matías Gallastegui, médico y director del nosocomio solanense, brindó una entrevista al canal La Nación+ en la que señaló que "este hospital ha hecho un gran esfuerzo para adecuarse al momento que vive la población y dar respuesta a la situación de pandemia de coronavirus. En ese marco habilitamos el año pasado una sala de internación para pacientes covid de 24 camas que pudo dar respuesta durante el 2020 a más de 400 pacientes que se internaron en nuestra institución". Y agregó que "la realidad es que el comienzo vertiginoso de la segunda ola en este último mes nos llevó de tener no más de un 10% de las camas ocupadas durante enero y febrero a este 80% de ocupación que nos impulsó a extender la cantidad de camas de clínica médica para pasar de 24 a 40. Tenemos una sala de shock room para que aquella persona que llegue con una situación del sistema respiratorio comprometida también pueda ser atendido en la emergencia".

Gallastegui expresó que "en nuestro hospital concurren diariamente más de 250 personas a realizarse los testeos correspondientes para diagnóstico de coronavirus. Muchas de esas personas son confirmadas y luego pasan a requerir una cama de internación".

Acerca de las medidas impulsadas por el gobierno nacional, indicó que "hay que reforzar también el tipo de mensajes que damos. Como trabajador de la salud se lo digo que me indigna muchísimo escuchar mensajes que justamente la oposición política constantemente tienden a resquebrajar estas definiciones políticas para que la gente a las 20hs se quede en su casa, para que respete la virtualidad en torno a la comunidad educativa".

En este sentido, sostuvo que "en el hospital se vacunaron cerca de 5 mil personas en el tiempo que duró el vacunatorio. La gente a la que se le asignó turnos fue profundamente respetuosa. La autoridad moral que tenemos los trabajadores de la salud para que se acompañe ese decreto también tiene que ser escuchado porque la verdad estamos haciendo una tarea heroica y desde ese lugar pedimos que se respete el decreto en torno a la circulación".

Por último, Gallastegui aseguró que "no lo pedimos desde una discusión política sino desde una cuestión meramente sanitaria. Necesitamos frenar la circulación antes de que sea tarde y estamos a pocos días de que sea tarde. Nosotros queremos marcarlo con ese nivel de alerta. Hoy tenemos un 80% de ocupación. De los 200 hisopados que hacemos cotidianamente son de personas entre 20 y 40 años pero el grueso de personas que tenemos internadas van de 50 a 70 años".