loader
Foto

Tras haberse salvado del descenso, habló el presidente de Quilmes

Una vez consumada la victoria que le permitió al cervecero continuar en la B Nacional, Marcelo Calello dejó sus sensaciones de la actualidad del club.

Los últimos años fueron duros para Quilmes Atlético Club. Luego del descenso de primera a la B Nacional, ocurrido a mediados de 2017, el equipo lejos estuvo de armarse para retornar a la máxima categoría del fútbol argentino. Tanto la temporada 2017/2018, como la 2018/2019 que acaba de terminar, el cervecero se salvó del descenso de manera casi milagrosa.

Una vez finalizado el partido con triunfo ante Olimpo, que marcó el desahogo por haber evitado perder la categoría, Marcelo Calello, presidente de Quilmes, declaró ante el medio Doble Amarilla. "Mucha emoción, mucha descarga. Va a haber que hacer un balance como siempre, hacer autocrítica y me parece que a partir de ahora hago la figura de que el club implosionó y no nos tenemos que olvidar de eso. Desde ahí tratamos de hacer lo mejor posible", declaró Calello. En medio de esa euforia, igualmente, fue cauto a la hora del objetivo logrado: "Claro que esto no es para festejar, Quilmes no puede festejar un no descenso a la Primera B porque es un club muy grande y con mucha historia", afirmó luego.

Con respecto a la situación vivida por el club, el presidente del club indicó que "Solo los que estamos en el día a día sabemos lo que había en este club y lo que hay y lo que cuesta el día a día. A partir de ahora tenemos que unir las fuerzas de todos, sin peleas internas y llamando a toda la unidad de Quilmes sacar adelante el club. Sea yo, sea el que siga, sea quien sea no importa. Quilmes tiene un montón de gente, lo vieron en la cancha, la gente acompaña cuando hay una motivación".

Por último, al referirse a los logros deportivos que aún no llegaron, Calello señaló que "lamentablemente estos años no le pudimos dar alegrías. Intentamos y las cosas no se dieron. Tampoco van a esperar que desde esta conducción haya pan y circo y que la fiesta la pague el que sigue". Y agregó: "Quisimos hacer las cosas coherentemente. Me parece que ahora será momento de armar algo como para ser protagonistas como Quilmes lo requiere".