loader
Foto

Estefanía Albasetti: "En el Concejo Deliberante hay mucho por derogar además de proponer

Docente de 32 años y madre de tres chicos, es la primer precandidata a concejal de Avanza Libertad, el espacio conducido por José Luis Espert. En exclusiva a PPQ, afirmó: "Tenemos que ser la resistencia para que deje de malgastarse la plata del pueblo".

La precandidata comenzó diciendo que "mis orígenes en la política empezaron en la época que era mandatario el ex diputado nacional Alfredo Olmedo, trabajé con él porque proponía ideas libertarias y de derecha. Me acerqué a presentar un proyecto educativo y empecé a trabajar en política. Luego conocí a José Luis Espert. Hoy soy primera precandidata a concejal".

Diferencia entre derecha y liberalismo

"El liberal tiene una tendencia más hacia lo económico, acá en Argentina la gente de Derecha tiene una tendencia más conservadora. Igual es común que se de la combinación. Ambos tienen tendencias de la otra parte. Yo soy de derecha y tengo ideas liberales en cuanto a la economía", expresó.

Tendencia liberal en los jóvenes

"Me preguntaron por qué la juventud empezaba a tener una tendencia hacia un liberalismo. Aunque no soy una veintañera me considero parte de la juventud. Yo respondí que somos la generación que tuvo que construir en el fondo de la casa de los abuelos. No pudimos comprarnos, con el fruto de nuestro trabajo, ni un auto ni una casa propia. A pesar de que muchos nos formamos, estudiamos, tenemos un título, no podemos salir de la clase media baja y nos ponemos contentos si no llegamos a fin de mes con los números rojos. Por eso nos planteamos votar alternativas diferentes a las que se vienen votando hace 70 años porque entendemos que nuestra realidad es producto de los gobiernos que tuvieron el poder durante las últimas décadas. No queremos más de lo mismo. Ya probamos con el modelo socialista, ahora toca probar con el modelo liberal para ver si nos parecemos un poco más a las potencias", manifestó.

Y agregó: "Quilmes es peronista históricamente. La Izquierda siempre tuvo una tendencia a llegar a los jóvenes por el discurso, por supuestas ideas revolucionarias. Sin embargo, nos empezamos a dar cuenta que la Izquierda está metida en el Estado desde hace muchos años. Son los que nos arrastraron hasta acá. No hubo liberales en ningún gobierno. Hubo siempre izquierda metida en discursos peronistas. El Peronismo es un movimiento bastante conocido como de izquierda. Tenés quienes dicen que no, que hay un peronismo republicano, un peronismo federal, el peronismo de Perón que te dicen los mayores. El peronismo que conoce nuestra generación, de Nestor y Cristina, es izquierda pura".

Posibilidad de cambio

Alabsetti remarcó que "el Estado es un administrador de la plata del pueblo, que te la sacan con impuestos. Los impuestos suben pero cada vez vivimos peor. Trabajo en una escuela estatal donde los padres vienen a buscar las cajas de comida, porque los productos en los almacenes están cada vez más caros. Esa gente se empieza a preguntar que pasa si no entregan la mercadería, si los chicos terminan la secundaria, si los cambian de escuela. Empieza a tener miedo la gente de que todo siga igual. Llegó a un punto la situación que si no se llevan la caja de mercadería, no comen en sus casas. Hay un estigma sobre las clases bajas de que van a ir de cabeza a votar al kirchnerismo porque están fanatizados, porque la aman... y no es tan así. Veo muchas madres, colegas docentes mías, preocupadas por las comunidades para las que trabajan y quieren que las cosas cambien. Por ahí no tienen definido qué alternativa, pero quieren un cambio".

El miedo a "perder derechos" con la Derecha

Albasetti argumentó que "cuando uno habla de derecha se refiere más a las propuestas de seguridad, a un Gobierno que ni por asomo se le ocurra sacar presos a la calle y encerrar al ciudadano de bien, que es lo que ha hecho este Gobierno. Todos en el fondo somos de derecha. Todos somos liberales en el fondo. Nadie quiere que le saquen la plata del bolsillo para luego ver que los alimentos y otros productos suban de precio en el supermercado. Que paren de sacarnos y hacernos sentir que nos dan. Que no podamos comprar un alimento en el supermercado y que gran parte de lo que lo encarece es el IVA. Y despues te lo den en una caja pero sólo cuando ellos disponen y si los votás. Eso es totalitarismo puro".

Sus preocupaciones en Quilmes

"A los vecinos de Quilmes lo que más le preocupa es la seguridad. También me comentan disconformidad con el sistema de salud, gente que me dice que faltan tiras reactivas para la insulina en salitas públicas. Y también la educación y las falencias en las escuelas publicas. Yo trabajo en la Escuela 15 de Bernal y hoy nos turnamos con la secundaria para usar las aulas de la primaria porque no está habilitado el edificio del jardín. Desde el mandato de Martiniano Molina que se pide el edificio para el jardín", dijo.

Sus expectativas hacia el HCD

La precandidata manifestó: "Si llegara, en principio invitaría a la gente a participar de lo que pasa en la ciudad donde viven. Uno tiene que ser la voz del pueblo, lo que las fuerzas mayoritarias no son hoy. Si uno se sienta ahí adentro y vota en consecuencia, la gente se va a ir involucrando. La mayoría de los que están ahí adentro viene de arañar a ver que espacio rescatan del Estado. Yo soy una maestra, respiro la realidad todos los días de mi vida y no vengo de estar sentada en una oficina sin saber lo que pasa en la calle. Trabajo en el lugar donde más realidad ves".

Y agregó: "En el Concejo Deliberante hay que derogar muchísimo además de proponer. Saber decir que no a las propuestas que dañan a la ciudad. Se presenta muchísimos proyectos que apuntan a gastar más y mal y que nada ayudan al ciudadano. Tenemos que hacer resistencia para que se deje de malgastar la plata del pueblo".

Su postura con el aborto y el feminismo

"Yo soy provida, mi decisión personal es no abortar. Por otro lado pienso que el sistema sanitario no está preparado para ofrecer este servicio tan complejo del aborto de forma gratuita, por eso pienso que el Estado no debe poner más plata que no hay.  Creo que la vida arranca desde la concepción, la defiendo como tal. Pero entiendo que hay situaciones particulares donde cada uno toma sus decisiones. Hubo menores embarazadas por casos de violación, etc. Yo sostengo que esto se evalúa caso por caso", señaló Albasetti.

Y cerró: "En cuanto al feminismo no soy tan absolutista. Todos los extremos están mal. Lo ideal sería tratar de ser racional y objetivo. Hay necesidad de un feminismo que defienda derechos vulnerados de las mujeres pero también hay feminismo radical que busca el privilegio sobre el hombre. Hay que ser objetivos y no tan absolutistas. Hay mucha violencia en la sociedad y una postura de división de hablar de obreros contra empresarios, mujeres contra hombres, que es una estrategia política en la que no hay que caer".

LA ENTREVISTA COMPLETA