loader
Foto

Fernando De Grossi: "Es mi obsesión hacer un nuevo hospital en Quilmes"

El médico y precandidato a concejal por la lista de Vamos con Vos (Florencio Randazzo), habló con PPQ en la antesala de las elecciones del domingo 12 de septiembre.

Fernando De Grossi es médico traumatologo, especialista de rodilla con título de cirujano artroscopista.  Lleva 35 años en la profesión y se desempeña como jefe de servicio de ortopedia y traumatología del Sanatorio Modelo Quilmes además de trabajar en el Hospital Cosme Argerich de la Capital Federal. También fue médico del plantel profesional de Independiente durante 5 años y del de Quilmes Atlético Club durante 20 años.

En diálogo con nuestro medio, comentó cómo fue su incursión en la política: "Entré por amigos que están en la política hace mucho tiempo, que estaban buscando gente de la zona conocida que tuviera ganas de involucrarse. Siempre me gustó, pero nunca pude ejercerlo porque mi profesión demanda mucho tiempo. Ahora trabajo de forma más tranquila, tengo cargos más de conducción que de ejecución y puedo dedicarme más. Voy a tratar desde mi posición en darle una mano a la ciudad de Quilmes, que amo y donde nací y voy a terminar mis días. El motor de mi incursión en la política es la salud. Es lo que conozco. Hace 38 años que me recibí de médico, hace 38 que estoy en un hospital público de la ciudad de Buenos Aires. Fui director del Hospital Oller...".

Además de revelar que su padre fue candidato a Intendente en 1987, expresó: "Política existe en todo momento de la vida. En la medicina existe política. En la arquitectura existe política. A veces uno necesita tener una cierta experiencia para hacer ciertas cosas. Soy una persona que tengo mucha gestión y me he preparado para gestionar y dirigir. Para gestionar hay que escuchar las necesidades de la gente. Hay que evaluar las prioridades y ayudar al que más necesita. En Quilmes se necesitan muchas cosas".

¿Por qué el espacio de Florencio Randazzo? "Si hago mi incursión en la política es para cambiar algo, no para seguir con lo que se viene haciendo. Si hubiesen sido parte de la solución ya la hubieran brindado. Las cosas cada vez van peor en la Argentina. Sin un dólar competitivo nos alejamos del primer mundo, con este dólar nos atrasamos en medicina cinco años de cualquier país porque no te llega la teconología actualizada. Por otro lado, este es un país agrícologanadero y hay que hacer hincapié en la exportación. Toda la vida se pudo exportar carne y consumir acá también. Hay que cambiar las leyes laborales más moderna donde se priorice al trabajador pero no se le cargue tanta responsabiliad al empleador, ayudar a las pymes. Hoy tenés planes que se lo podés dar a una pyme en lugar de al trabajador, para pagarle parte del sueldo y una vez que esa pyme arranca se le pueda ir sacando ese beneficio", remarcó.

Respecto del clientelismo que se suele ver con los planes sociales, De Grossi señaló: "El tema más difícil es instalar la cultura del trabajo, que se fue perdiendo. Un chico antes veía que su papá y su abuelo trabajaban. Ahora ve que no trabajan y viven de una plata que les da el Estado sin hacer nada. Regalar, no sirve. Un seguro de desempleo me parece correcto, pero no eternizarlo a un valor que está abajo del índice de pobreza. Si le das $18.000 por mes y a otra que trabaja le pagan $20.000, mucho incentivo de trabajar no va a haber. Hay que ayudar al inversor para generar trabajo. ¿Quién va a venir a invertir dinero en un país con una inestabilidad jurídica tan grande? Hoy en la medicina tenés la parte pública, la parte de obra social y la parte privada, donde ibas a un consultorio y pagabas a un profesional que ya casi no existe. Hoy casi todo es medicina prepaga u obra social que te cubren una prestación, pero a veces no pagan a los médicos los honorarios acordes a la prestación que dan. Otro problema son los intermediarios, y al profesional le llega mucho menos ingreso por la prestación realizada".

Sobre sus proyectos si llega a ingresar a una banca del Concejo Deliberante, apuntó: "Es una obsesión para mí el hacer un hospital nuevo en Quilmes, lejos de donde está actualmente. Seguir invirtiendo plata ahí no tiene mucho sentido porque es obsoleto en lo edilicio. Tiene que tener buen acceso a las autopistas, calles principales. Uno de alta y mediana complejidad nuevo y otro en Solano de mediana y baja complejidad. Hoy en día la construcción de hospitales son en extensión de terreno y no en altura, con menos cantidad de pisos. Por la comunicación entre piso y piso con rampas, para la evacuación, el movimiento de la gente".

Por último, cerró: "Fui médico 5 años en Independiente y 20 en Quilmes, y en el fútbol se busca apuntar a explotar la debilidad del rival. En la política es distinto, hay que tratar de hacer hincapié en las virtudes y demostrar que cosas puedo hacer bien y mejor que el otro. Mi idea es darle al quilmeño una opción distinta a la que hay, de alguien que no estuvo en Política y de quien no se puede decir que no hizo lo que prometió".