loader
Foto

Hay paro de médicos en los hospitales bonaerenses y planean otro para la semana próxima

CICOP, el gremio de los profesionales de la salud pública bonaerense, impulsa una medida de fuerza desde las 00 horas de hoy hasta la medianoche. Y avisaron que realizarán otro la semana que viene. Rechazan el aumento salarial dispuesto por decreto por el Gobernador, Axel Kicillof.

Cuando termine la huelga de hoy, anunciaron otro paro de 48 horas para los días martes 26 de octubre y miércoles 27. 

El conflicto se suscitó a raíz de la decisión de Kicillof de cerrar por decreto la paritaria del sector (Ley 10.471) con un 46,5% de aumento desde noviembre, propuesta que el sindicato ya había rechazado. "La actitud no hace más que lesionar el mecanismo de paritarias libres como derecho conquistado. Además entienden que "el monto asignado no satisface o resuelve las necesidades más urgentes del sector y no está en correlación con el esfuerzo y sacrificio que llevamos adelante estos últimos 15 meses de pandemia", dijeron desde CICOP.

El presidente del gremio, Pablo Maciel, indicó: "Venimos de un atraso salarial histórico que empezamos a recomponer el año pasado y debemos seguir recomponiendo en 2021. Nos otorgaron por decreto un 46,5% para el mes de noviembre. Esta propuesta es la misma que nos hicieron en la mesa de negociación hace dos semanas, que nosotros pusimos a consideración de las asambleas y fue rechazada por el 91% de los votos", indicó y explicó los motivos: "Por un lado la propuesta no satisface o resuelve las necesidades más urgentes del sector porque venimos de un atraso salarial histórico que empezamos a recomponer el año pasado. Y tampoco está en correlación con el esfuerzo y sacrificio que se llevamos adelante. Hemos trabajado en conjunto con el Estado en todos los niveles para garantizar la atención, investigar la pandemia, sostener el sistema. Y pedimos que el Gobernador pueda destrabar además problemas históricos que no tienen que ver con el aumento sino con nuestra situación previsional, condiciones laborales, etc".

Y siguió: "Hoy un profesional que ingresa a trabajar 36 horas semanales a un hospital público tendría un salario de 80.900 pesos, y para poder ejercer la profesión hay que pagar matricula, caja de previsión social y además toda nuestra capacitación constante. De modo que el bolsillo con este salario está peleando con la línea de pobreza. Eso pone al mercado laboral de la salud en una situación de desventaja total con el sector privado, porque con ese salario no podemos retener un especialista en el sistema, a gente que se formó por 20 años, se hace imposible sostener el sistema público, y esto la pandemia lo evidenció aún más. También hay una insuficiencia en los avances de las cuestiones extrasalariales, en especial la cuestión previsional".

Y cerró: "Mantenemos la firme convicción de que nuestros reclamos son justos y totalmente legítimos. Por tal motivo nos disponemos a sostenerlos y a continuar con las medidas de fuerza adoptadas por nuestro Congreso de Delegadas/Delegados, exigiendo la inmediata reapertura de paritarias y la continuidad de las negociaciones".