loader
Foto

Declaraciones de Mayra Mendoza y Martiniano Molina calientan la jornada electoral

En la mañana, tras emitir su voto en Ezpeleta, la Intendenta había criticado a la oposición calificándola como una "máquina de impedir". Al mediodía, a Martiniano Molina le preguntaron que opinaba de una posible convocatoria al diálogo de la jefa comunal y fue tajante.

Mayra había manifestado temprano en un desayuno con periodistas (al que pocos pudieron acceder debido a un repentino cambio de horario de votación) que "yo siempre pido que hay que ser responsables como oficialismo u oposición. Vemos situaciones que hablan de la irresponsabilidad de la oposición actual. Lo vemos en la Cámara de Diputados de Nación y espero que no pase en Quilmes. Hemos votado en soledad el aporte extraordinario a las grandes fortunas, que es una medida a favor de todos".

Luego, añadió: "Es una oposición que es una máquina de impedir, no hay casi argumentos. Es sólo decir que no para obstaculizar. Si hay proyectos que nos puedan aportar que sea para mejor, bienvenidos sean. Es la convocatoria que hicimos desde el primer día de nuestra gestión, no hemos recibido ayuda ni en el peor momento de la pandemia.  Hemos hecho más de 200 obras que están en marcha, lo hicimos en la pandemia. Imagínense lo que vamos a hacer sin el Covid-19. Tenemos buena relación con el gobierno provincial y nacional, eso agiliza las gestiones".

En horas del mediodía, durante la conferencia de prensa que brindó Martiniano Molina en el búnker local de Juntos, al candidato a diputado provincial y ex intendente se le preguntó que opinaba sobre una posible convocatoria al diálogo de Mayra Mendoza. Y respondió: "La transferencia de poder del 2015 hacia la actual gestión fue de total normalidad, sin darle ningún mensaje a los trabajadores que dependían de nosotros. Porque ningún recurso o patrimonio del Municipio nos pertenecía a nosotros. Entregamos un Municipio ordenado. Cuando habíamos perdido las generales nos habíamos puesto con todos nuestros equipos a disposición, y de hecho hubo reuniones con la actual gestión para que pudieran tener toda la información".

Finalmente, cerró: "Yo no digo que quiero el bien de los quilmeños y después me escondo. En la pandemia, no puse un sólo palo en la rueda. Si hemos pedido informes en el Concejo Deliberante que no han sido respondidos. Entonces, le contesto a la intendenta: el ámbito de discusión es el Concejo Deliberante, allí vamos a llevar las charlas que quieran y en ese lugar tendremos que acordar. Pero no es en la informalidad, no se va a reunir ella conmigo".