loader
Foto

En qué pared de Quilmes pintan el nuevo mural de "Churrinche"

Luego de que en marzo de este año se tapara el mural en el puente 14 de Agosto, el artista que había hecho la obra está realizando otro avalado por el Municipio en la pared del hipermercado Coto, en las calles Conesa y San Martín.

El mural se pudo hacer con financiación de la Comuna, que acordó con el hipermercado para que la obra pudiera hacerse allí bajo el trabajo del artista Martín Ron, el mismo que había pintado el mural de la iglesia junto al puente 14 de Agosto que fuera tapado en marzo de este año por decisión de los propietarios de ese lugar.

 

A cargo de @martinronmural, en Quilmes ya estamos llevando adelante el mural para recordarlo siempre a Churrinche.#SomosQuilmes💜👍🏼 pic.twitter.com/lXylPqIJNt

— Quilmes Gobierno (@QuilmesMuni) December 4, 2021

Aquella noticia había provocado indignación en los vecinos e incluso se había manifestado al respecto la intendenta, Mayra Mendoza, que había criticado al Gobierno municipal anterior por no haber firmado ningún "acto administrativo de acuerdo de uso ni de mantenimiento". Aquel mural se había pintado en 2018 durante el mandato de Martiniano Molina.

Mayra había prometido que el Municipio iba a buscar un lugar para rendirle homenaje y la pared del hipermercado Coto en el centro fue el espacio elegido para inmortalizarlo.

¿Quién era Churrinche?

"Churrinche", quien falleció el 6 de septiembre de 2016 en una casilla del barrio El Monte a los 47 años de edad, era una leyenda de las calles de Quilmes. Conocido por todos, era cuidacoches y gran parte de su vida había vivido en situación de calle, aunque familiares suyos comentaban que era la vida que el había elegido y que contaba con ellos cuando los necesitaba.

Muchos vecinos lo recuerdan yendo de un lado a otro, rodeado de perros y bolsas. Muchos lo recuerdan recitando poemas, regalando flores y hasta dando consejos. Según el medio Perspectiva Sur, su nombre era Gustavo Miño, aunque muchos aseguran que al preguntarle cómo se llamaba él les decía "Claudio" o "Julián". Su identidad fue una intriga para unos cuantos.