loader
Foto

Reemplazos en el HCD: la vuelta de un concejal récord y el ingreso de un defensor de los carreros

Se suman a la de Cecilia Soler y Eva Stolzing por parte del oficialismo que la pidieron el mismo día que asumieron.

Luego de la sesión extraordinaria realizada el jueves 9 de diciembre donde juraron los concejales electos, al día siguiente el Concejo Deliberante de Quilmes volvió a tener actividad para tomar juramento de los ediles que reemplazarán a aquellos que solicitaron licencia. 

En primer lugar, con el pedido de licencia del concejal Facundo Gaitán, (desde el 10/12/21 al 31/05/22) el presidente del HCD, Fabio Baez, tomó juramento a quien lo reemplazará en su banca, el edil electo  José María Salustio, correspondiente en el orden de lista de acuerdo al artículo 20° de la Ley Orgánica de las Municipalidades. El concejal opositor ocupará una banca por quinta vez en la historia del recinto quilmeño, algo que ninguna otra persona logró. Su primera vez en la función pública fue en la vuelta a la democracia en el período 1983-1987, cuando el intendente era Vides. Luego, también ocupó el puesto de secretario de gobierno con Geronés y fue el primer Defensor del Pueblo que tuvo el distrito.

Asimismo, el Cuerpo aprobó los pedidos de licencia de los ediles Mario Lozano (desde el 01/01/22 hasta el 30/06/22) quien se desempeña al frente de la secretaría de Desarrollo Económico Sustentable y de Eva Mieri (desde el 10/12/21 hasta el 10/12/22) quien estará a cargo de la secretaría de Ambiente de la comuna. Su banca será ocupada por el concejal electo Ezequiel Arauz, dirigente de la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular, quienes defienden el trabajo de los carreros y otras actividades dentro del gremio.

Por otro lado, se aprobó la ordenanza que autoriza la colocación de la escultura  realizada por el artista quilmeño  Rubén Adolfo “ Tito” Ingenieri en homenaje  a la “Comunidad Originaria Kilme” que será ubicada en la Avenida Cervantes y el cruce de las calles Las Rosas y Los Robles del Barrio de la Ribera. Realizada con materiales reciclables con predominio de planchuelas y varilla de construcción, chapa y hierro, la escultura tendrá una altura de 2,80 metros de alto y 1,10 en su radio, en tanto que su base será de 1,90 de largo por 1,10 de ancho con un peso estimado de 260 kgs. y llevará la inscripción “Indio Kilme mirando hacia el Alba”.