loader
Foto

Ezpeleta: la historia de la nena de 8 años que enseña chino mandarin y es furor en las redes

Emma Jerez Leonardis se interesó, hace cuatro años, por unos libros que su padre había comprado para aprender chino. Hoy, con 8, enseña el idioma en dinámicos videos en Instagram y tiene cada vez más seguidores.

Desde Ezpeleta, una nena es furor desde hace meses en las redes sociales. Con 8 años, comparte videos enseñando el idioma chino mandarín y compartiendo reseñas de sus libros favoritos.

Todo surgió de casualidad, cuando la menor comenzó a leer unos libros que se había comprado su padre para aprender chino. "Me había interesado su cultura milenaria, lo que veía en las películas. Por eso empecé a estudiar, pero el instituto donde estudiaba, en el microcentro de Capital Federal, cerró. El otro lugar al que podía ir me quedaba lejos de mi trabajo, así que tuve que dejar», contó el padre de la nena, Tomás.

El aprendizaje que adquirió de esos libros hizo que la nena llamara su atención. "Le señalé un carácter, le pregunté qué significaba, y me dijo que era un oso. Pensé en la memoria visual que debía tener para aprender chino. Hay que tener mucha memoria para acordarse de los trazos, y a ella se le hace fácil. Me llamó la atención ver que tenía una capacidad para escribir en ese idioma, cosa que yo no tengo",  señaló.

Emma, por su parte, dijo: "Es el idioma que más me gusta de los que estudié. Me encanta lo inteligentes que son los chinos, entonces me gusta también saber su idioma".

La nena de Ezpeleta, cada vez con más seguidores

La nena se cria en el seno de una familia que fomenta el estudio y la lectura. Tomáscontó que "ella vive la vida como cualquier otro chico, va a la plaza, anda en bicicleta, juega en la computadora. Como se administra bien los tiempos durante el día estudia para el colegio, lee, hace programación, estudia chino y juega".

Sus conocimientos crecientes en el chino mandarín la llevaron a compartir videos en las redes sociales donde la nena enseña distintas cuestiones del idioma desde su casa en Ezpeleta. Además, comparte también reseñas de sus libros favoritos y por esa actividad se autodenomina "bookstagrammer", la más joven de habla hispana.

«Queremos mostrar la importancia de aprender un idioma, sea chino o no. Sabemos que los más chicos no tienen redes, pero está la familia, que podría motivar a los chicos a leer", explicó Tomás.

Con más de 7000 seguidores en su cuenta de Instagram, muchos de ellos son usuarios de otros países, especialmente de España. En ese sentido, suelen ajustar el contenido a los horarios de aquel país europeo. "A veces grabamos un video y lo publicamos cuando en España son las 11 de la mañana", reveló.

Finalmente, Tomás confesó que "no imaginábamos esta repercusión" y reveló que retomó sus estudios. "El curso para aprender chino se divide en niveles, cada uno dura cinco meses. Yo estoy en el segundo nivel y estoy viendo cosas que ya vio Emma, que está en un nivel superior al mío", concluyó.