loader
Foto

Desde este sábado, empresas de colectivos cortan sus servicios nocturnos

Desde este sábado 22 de enero, las empresas de colectivos de la provincia de Buenos Aires suspenderán sus servicios entre las 22 y las 06 horas por el conflicto que mantienen con el Gobierno provincial por el pago de subsidios.

La medida fue anunciada por las cámaras empresarias que nuclean a unas 100 líneas provinciales y comunales que circulan por el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Esta reducción de los servicios regirá desde las 22 de este sábado hasta las 6 del día siguiente y se repetiría en la noche del domingo al lunes. De todos modos, no descartaron que, de mantenerse las diferencias, el corte de los servicios se realice por 24 horas.

"La racionalización de servicios en horarios de baja demanda tiene por objeto procurar mantener la atención de los principales servicios diarios y es la única posibilidad de sector para no agotar de manera inmediata los pocos recursos operativos que aún quedan disponibles en las empresas",  indicaron en un comunicado la la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP) y la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (CTPBA).

Y agregaron: "La enorme mayoría de las empresas no podrán seguir continuando sus operaciones diarias más allá del miércoles próximo. La situación de gravedad económica y financiera que se verifica en el sector es extrema, habiéndose agotado la capacidad de financiamiento ante la extendida demora que se verifica en la provincia de Buenos Aires de las compensaciones tarifarias que permiten la operación de los servicios"

Fuentes del Ministerio de Transporte de la Provincia de Buenos Aires señalaron que la cartera “tiene las herramientas para sancionar” a las empresas en caso de incumplimiento de los contratos de concesión del servicio. 

En los últimos días, representantes de las cámaras que nuclean al sector empresario volvieron a reunirse con el ministro Jorge D’Onofrio, pero no confiaron en los plazos que estableció el funcionario.

El presidente de la CEAP, José Troilo, le explicó a Clarín: "El problema es que la Provincia de Buenos Aires no pudo efectuar los pagos de las compensaciones tarifarias de este mes, más conocidas como subsidios. Y los recursos de las empresas se han agotado. Los sueldos y aguinaldos del personal se vienen pagando a cuentagotas pero al combustible hay que abonarlo por adelantado. La situación es crítica. Desde hace una semana ya se vienen reduciendo los servicios". Y agregó que se optó en suspender servicios en horarios de menos flujo de pasajeros para reducir el impacto de la medida.