loader
Foto

Desde el próximo lunes, los colectivos dejarían de circular en horario nocturno

La medida la llevarían a cabo unas 110 líneas provinciales y municipales por el reclamo de las cámaras del sector que piden al Gobierno bonaerense que pague la compensación tarifaria.

Desde el próximo lunes 3 de junio podrían suspenderse los servicios nocturnos de unas 110 líneas de toda el AMBA (Area Metropolitana de Buenos Aires) y no habría colectivos entre las 22 y las 6 horas del día siguiente.

La medida es impulsada por las cámaras que agrupan a las empresas de transporte público de AMBA, como la ACTA (Asociación Civil Transporte Automotor), CETUBA (Cámara Empresaria de Transporte Urbano de Buenos Aires), CEAP (Cámara Empresaria de Autotransporte de PAsajeros) y CTPBA (Cámara de Transporte de la Provincia de Buenos Aires); en reclamo por el incumplimiento del pago de la compensación tarifaria (subsidios) de parte del Gobierno bonaerense que acumularía dos meses de mora.

“Se decidió suspender los servicios nocturnos porque son los más costosos, los más riesgosos y los de menor producción. Al no sacar las unidades son kilómetros que no se hacen, lo que también supone un menor gasto, además de que los sueldos nocturnos son más elevados. Recortando estos horarios las empresas buscan generar un ahorro para paliar la falta de pago de las compensaciones”, explicó José Troilo, presidente de la Asociación Civil de Transporte Automotor.

“Hasta diciembre de 2018 la totalidad de las compensaciones tarifarias que se conocen como subsidios eran costeadas por el Estado Nacional. En enero esas cargas se transfirieron a la provincia, y desde entonces comenzaron los atrasos. Hay una porción del subsidio que cubre la comisión por el servicio del sistema SUBE, y ya van dos meses sin pagarla”, dijo Troilo a Clarín. Ese porcentaje representa el 7% de la venta de boletos en cada unidad y, según las cámaras, representa entre $ 95 y $ 100 millones de pesos al mes.

Según trascendió, la suspensión de servicio nocturno será la “última instancia tras los reclamos de las cámaras”, que nuclean el 95% de las empresas de colectivos del AMBA. Los choferes afectados al horario nocturno serían reubicados en horarios de mayor demanda.