loader
Foto

Maravilla Martínez recordó sus orígenes y habló sobre la vida en el Conurbano: "Da mucha más preparación"

El boxeador quilmeño visitó el colegio El Bosque de Rafael Calzada en un evento organizado por la ONG Tendiendo Puentes y en el que dio una charla motivacional.

La charla la dio ante unas 200 personas, según publicó el Diario Sur, y en ella remarcó las dificultades de criarse en el Conurbano y como incide eso en el futuro de un deportista o en la vida en general.

"El que viene de cuna de oro le cuesta mucho más conseguir las cosas. Esa gente carece de preparación. Yo, que fui un muerto de hambre, nosotros que salimos de acá, que somos del Conurbano y que sabemos lo que es duro, sabemos lo que es esquivar que nos afanen motochorros, que tenemos que tener cuidado a ir a pedir fiado en la esquina... Esa preparación es de la que hablo", dijo el exitoso pugilista que supo ser Campeón latino OMB y Campeón Argentino (Welter). Campeón Latino WBC, Campeón IBO, Campeón interino WBC y Campeón absoluto WBC (Superwelter). Campeón WBC-WBO- Supercampeón WBO- The Ring Magazine, Campeón Diamante WBC, Campeón Emérito WBC y Campeón WBC (Mediano).

Y recordó su infancia en Claypole: "Yo vivía a unas cuatro cuadras de la Avenida Monteverde. Un lugar muy difícil si queres conquistar el mundo, si querés salir adelante. Acá estás acostumbrado a pelear. Esa fue mi preparación, el no tener para comer. Eso da mucha más preparación que la que puede tener un alemán, que viven mucho mejor y sin esas preocupaciones. Acá te haces fuerte, te haces duro".

Por último, dijo: "Todo lo que rodea al deporte es lo duro también. Esas cosas que afronté y me tocó vivir, cuando me subí al ring con Pavlik, con Chavez, con Williams, me cagué de risa. Lo duro es lo que está abajo del ring y fuera del gimnasio".