loader
Foto

Fernando Pérez: “Si soy intendente no voy a hacer cien metros de pavimento si antes no hay desagües, agua y cloaca"

El precandidato a intendente de Quilmes dialogó con PPQ acerca de los diferentes temas de campaña y cuestionó las actuales políticas públicas del Municipio. 

El ex concejal y hoy diputado provincial desde el 2013, Fernando Perez, nos cuenta en una charla con Primer Plano Quilmes los motivos de su candidatura y el por qué de su desprendimiento del partido de Cambiemos. Sus orígenes, sus ideas y lo que piensa para Quilmes, en este mano a mano.

 

Primer Plano Quilmes: Fernando, antes que nada muchas gracias por estos minutos con Primer Plano Quilmes. Gracias por este rato para charlar, luego de la confirmación de la candidatura, de la presentación de listas. Primero comenzar contando un poco quien sos. Uno capaz te conoce de la función pública en Quilmes, también a nivel provincial como diputado, pero empecemos contando quién es Fernando Perez para nuestra audiencia.

Fernando Perez: Antes que nada a disposición y muy agradecido de la posibilidad que me dan de charlar y que a través del medio de comunicación de ustedes llegar a la sociedad quilmeña. Yo soy Fernando Perez, tengo 37 años, desde hace 35 vivo en esta ciudad. Hice la primaria en Quilmes Oeste, también la secundaria. Estudié derecho en la Universidad de Buenos Aires. Fui concejal, fui diputado provincial desde 2013 hasta el día de hoy. En el medio, durante un período muy corto fui secretario de gobierno de la Municipalidad de Quilmes al inicio de la gestión de Molina, de la cual me fui por diferencias en términos de miradas de gestión, por diferencias a la hora de entender a la cosa pública. Diferencias de saber para qué está el municipio, cuáles son las funciones básicas del municipio y, obviamente, concepciones que tienen que ver con lo moral, con lo político, con el "cómo pensamos que tiene que ser la política dentro de una ciudadanía".

PPQ: Una persona como vos que conoce la ciudad de Quilmes por lo que nos contas, ¿cómo lo ves a Quilmes hoy desde el punto de vista político? ¿Y por qué decidís involucrarte a una candidatura a la intendencia? 

FP: Quilmes es una Ciudad con una complejidad enorme, una ciudad que tiene 700 mil habitantes, una ciudad con más de 100 villas y asentamientos, con 200 mil personas que viven en condiciones de marginalidad o mucha pobreza. La mitad de los chicos menores de 18 años que la están pasando muy mal, que no comen 4 comidas al día, con una indigencia altísima en materia de déficit social, con un sistema sanitario y un sistema educativo claramente deficiente. Con una problemática de inseguridad que aumenta día a día, con una problemática de infraestructura en términos de inundaciones que afecta a un tercio de  la superficie de Quilmes que, cada vez que llueve, no está en condiciones de inundarse. En definitiva, Quilmes es una ciudad muy compleja. Yo quise ser candidato en 2015, no tuve la posibilidad de serlo porque se decidió en la superestructura, en el espacio político que en ese momento estaba, que el candidato era Molina. Había una decisión de hacer todo el esfuerzo para cambiar el intendente que estaba, que era el ex intendente del Frente para la Victoria o del Kirchnerismo “Barba” Gutiérrez, que claramente era una mala gestión. Entonces acompañamos la candidatura. Hoy tenemos que decir que fue una oportunidad desperdiciada, una enorme decepción que había generado un enamoramiento de un sector importante de la sociedad y que sin ninguna duda hoy estamos ante una decepción. No ha estado a la altura de las circunstancias, tuvo una mirada de exclusión de aquellos que no era eran parte de su círculo más chico, en lugar de incluir e intentar entre todos sacar esta ciudad adelante. Incorporar miradas, matices que, justamente, me parece que hacen mejor el panorama general y ayudan a superar y hacer mejores ideas.

PPQ: Hubo un grupo del sector radical en ese momento que se quiso presentar, como pasó en el 2017… ¿Hoy en día el sector Radical  acompaña o no acompaña al PRO? Lo mismo ocurre a nivel nacional.

FP: Hoy el radicalismo de Quilmes no es parte de la gestión municipal, el radicalismo de Quilmes no es parte de la lista de ese frente político a nivel local. En general el Radicalismo de Quilmes está acompañando mi candidatura, pero me parece que hoy no hay que detenerse en eso. Lo que hay que plantear en este marco de la campaña electoral es justamente qué ideas, propuestas, proyectos, cuál es la plataforma de gobierno que queremos discutir y queremos debatir. Que la sociedad nos interpele, que nos consulte que queremos hacer con la seguridad, que queremos hacer con la política sanitaria, infraestructura. Cómo vamos a evitar las inundaciones. Qué política ambiental vamos a aplicar para que en la próxima década Quilmes tenga una planta de descomposición final, que haga el tratamiento de la basura domiciliaria pero también de la poda. No vamos a poder llevar la basura al CEAMSE, está explotado, ya no la vamos a poder poner bajo la alfombra. Tenemos que tener un tratamiento serio, de políticas sostenidas en el mediano y largo plazo. Me parece que esto es lo que tenemos que debatir en el marco de la campaña electoral.

PPQ: Tocaste el tema seguridad. Muchas veces se dice que es un tema de la provincia o si recae en el municipio. Es un tema complejo, muchas veces la campaña se hacía en torno a mayor seguridad. ¿Qué es lo que vos ves en este tema? Las falencias o no, lo que se está haciendo, en donde vos pensas que habría que abocarse. 

FP: Claramente hace 25 años no había una mirada que el municipio o el intendente municipal intervenga directamente en el diseño de las políticas de seguridad. Hoy ya eso no es así. Hoy el intendente tiene la obligación política y social de convertirse en el garante de la seguridad de los vecinos de Quilmes. Tiene que convertirse, claramente, en el conductor de las fuerzas de seguridad, tanto las provinciales como las federales que intervengan en el municipio. Tiene que conducir una mesa de la que forme parte el ministerio público, que son los fiscales que tienen la obligación de investigar. Hay que garantizar que tengan todos los elementos adecuados para hacerlo. Tiene que ejercer un control social sobre el funcionamiento del juzgado de garantía, que son en su mayoría donde sucede “la puerta giratoria”. En Quilmes hay tres juzgados de garantía, hay que ponerle el ojo. No solo saber cuáles son las decisiones que se toman sino en función de qué. Quilmes debe tener 1700 detenidos en el sistema penitenciario de la provincia de Buenos Aires. Hay que tener una mirada de vinculación para esto, cómo la están pasando, están enfermos, cómo están de salud, si están estudiando, si están aprendiendo algún oficio, cómo están sus familias. Porque estos chicos van a salir y tenemos que intentar incluirlos en el sistema y no que vuelvan al delito. Porque caminan las mismas calles que nuestros hijos, las mismas que nuestros amigos. En definitiva, hay que hacer una nueva política o diseño de seguridad en Quilmes incorporando tecnologías, incorporando miradas y sectores sociales para que en conjunto, con el  departamento ejecutivo, controle lo que está pasando en la ciudad. Nada de esto se ha hecho. Vuelvo a decirte, creo que estamos ante una oportunidad desperdiciada y ante tiempo perdido. Me parece que al próximo gobierno una de las tres primeras cuestiones que tiene que atender es abordar una política de seguridad que sea general, que sea inclusiva para toda la ciudad, que convierta al intendente en el máximo jefe de la seguridad de los vecinos. 

PPQ: Siguiendo con ese tema, hablar de las fuerzas de seguridad. ¿Más policías implica más seguridad?

FP: En general el mundo no es así. Más policías no garantizan más seguridad. Lo que garantiza más seguridad es más inclusión social, mayor control de lo que están haciendo. Hay que tener ese objetivo y esa mirada. En la educación, en la inclusión, el trabajo genuino, hay que apuntar hacia ahí.

PPQ: Mencionaste el tema CEAMSE y el tratamiento de algunos residuos. El tema basura en Quilmes es una cuestión importante y la gente se queja mucho, donde siempre hubo un conflicto con los recolectores u otros temas puntuales. ¿Qué mirada tenés vos y qué hay que hacer  para no sufrir con ese tema? 

FP: Desde el comienzo hay que hacer un diseño de política ambiental que sea sostenida en el mediano y largo plazo. Es un tema apasionante el tema de la basura porque, además, tiene que ver directamente con la posibilidad de generar fuentes de trabajo. Tiene que ver con la vinculación con uno de los temas que mas hace ruido en la sociedad, como son los defensores de animales y la eliminación de la tracción a sangre del distrito. Tenemos que apuntar a como a los 2500 cartoneros los incorporamos al sistema y darle fuente de trabajo genuino a través de empleos privados y no públicos. Ahí tenemos que apuntar. Cómo los censamos, cómo les asignamos determinadas zonas para que se vinculen con el vecino, diciendole que una vez va a pasar a buscar el papel, el cartón, el plástico. Fomentar la separación en origen. A partir de ahí, el fomento viene en el diseño de plantas de disposición final que abarquen todas estas cuestiones, desde la basura domiciliaria hasta la poda. Que tenga que ver en un mediano y largo plazo con la incorporación de las nuevas tecnologías que existen. La posibilidad de generar energía que después el municipio la venda. La basura, en general, genera valor, genera negocio, genera fuente de trabajo. Hay que apuntar hacía ahí, hay que dejar de hacer la plancha. Hay que tener políticas activas en materia de intervención y vinculación con las problemáticas que la gente nos pide. Me parece que una tiene que ver con eso. Al próximo gobierno hay que exigirle el diseño de una solución para esto porque, en definitiva, son las cosas que hay que tener. Hay que ponerse a gobernar, hay que dejar de pensar que ser intendente de Quilmes es solamente gestionar el dinero que viene de Nación y provincia como ha hecho la gestión actual, que lo único que tienen para mostrar, sin ninguna duda, es algo de hormigón que es intervención directa del Estado nacional o provincial. Hay que hacer políticas activas, municipales que le mejoren la calidad de vida a los vecinos. 

PPQ: Desde el gobierno o el sector oficilista recalcan este tipo de obras porque lleva una cantidad que ningún gobierno hizo. 

FP: En general, cuando alguien hace algo es porque el anterior no lo hizo.

PPQ: Pero cuando muestran por ejemplo un bajo nivel...

FP: Terminaron el bajo nivel. Si, yo puedo decirte que lo único que se puede destacar es la intervención en infraestructura que no es de ellos. 

PPQ: Vos mencionaste las obras hídricas, ahora quiero que me cuentes un poco. 

FP: Este gobierno no ha hecho nada. ¿Esta gestión? Absolutamente nada en infraestructura para evitar inundaciones. Lo único que se inició fueron dos licitaciones que las había hecho la gestión anterior y que todavía no las había terminado después de cuatro años de gobierno. No tienen para mostrar y Quilmes hoy se llena de agua y se inunda muchísimo más que antes y se se llena de agua en lugares que antes no se inundaba. Hicieron un Metrobús, hicieron pavimento sin desagüe. Si yo soy intendente no va a haber 100 metros de pavimento sin antes no tengo desagüe, agua y cloaca. Hay cuestiones que son prioritarias. Primero la cloaca, primero el agua, primero el desagüe, después el pavimento. 

PPQ: ¿Y entonces por qué crees que hay un pensamiento que se magnifica la obra pública en general?

FP: Es lo único que tienen para mostrar. Cuando vos en materia de gestión municipal no hiciste absolutamente nada o todo lo que funcionaba medianamente bien dejo de funcionar tenés que vender algo, mostrarte como que hiciste algo. Cuando lamentablemente, comparas una política que tiene que ver con el agua y cloaca, que se ha empeorado y deteriorado.Hay un plan de AySA que se ha iniciado en 2005 que ha permitido que Quilmes tenga el 80% de cloaca y el 90% de agua potable. Eso se cortó, por incapacidad de los funcionarios municipales. Una política de iluminación que venía avanzando en la modificación de las tecnologías se cortó. Tenemos 80 transformadores tirados en Lamadrid y Calchaquí que tenían que ser colocados hace más de tres años y no los colocaron Una política cultural que había avanzado muchísimo la gestión anterior con el teatro y con diversos centros culturales de Quilmes que tampoco se ha avanzado. Una política deportiva con una liga municipal donde jugaban 15mil chicos todos los fines de semana que se ha terminado. Todo lo que venía funcionando bien, que no era mucho, ha empeorado. Y lo que venía funcionando mal también. La política de servicios públicos, por ejemplo, funciona cada vez peor. Todo eso me lleva a mí a la conclusión de que lamentablemente ha sido una oportunidad desperdiciada. La incapacidad de este gobierno de generar soluciones hace que lo único que pueden mostrar es esto que te dicen, lo que ha intervenido en materia de infraestructura el gobierno nacional y provincial. Y que muchas de esas decisiones se toman sin la intervención del municipio. Esto es lo que ha sucedido en esta ciudad, que es lamentable, triste y hay que hacerse cargo. Nosotros elegimos de intendente a alguien que claramente no estaba capacitado para hacerlo, es un títere de los demás que lo manejan. 

PPQ: Cuando recorrés los barrios y la gente te consulta, desde los más pequeños y postergados hasta los lugares más céntricos, ¿las cuestiones van por acá o cuáles son las demandas?

FP: Seguridad, inundación, cuando se llena de agua uno pierde absolutamente todo. Pierde lo material pero también genera dificultades en materia sanitaria. Lamentablemente los chicos que viven en lugares húmedos e inundables tienden a tener problemas en las vías respiratorias, sobre todo con un sistema sanitario que no previene, que cura. Siempre es mejor y más barato prevenir que curar. En todo el mundo, no solo en Quilmes. Cuando uno camina ve el déficit en servicios públicos, eso en torno a lo que hace una política municipal. Lo que vos escuchas es el miedo a perder el trabajo o la dificultad para acceder, la dificultad para llegar a fin de mes. Me parece que en materia social estamos en una ciudad que la está pasando mal en general.

PPQ: El tema salud lo mencionas porque tiene que ver con todo, es una de las cuestiones más importantes. ¿Cómo consideras que es el funcionamiento del Hospital Iriarte y el Oller y si crees que habría cambios en tu gestión?

FP: El Iriarte depende del gobierno de la provincia de Buenos Aires, el Oller en San Francisco Solano depende del municipio. Son dos intervenciones diferentes. En el Hospital Iriarte hay que tener una mirada de colaboración, un permanente seguimiento pero la dirección depende del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Lo que si depende del municipio y es lo esencial es la prevención en materia de salud. El municipio tiene que intervenir una política en materia de prevención, tiene que vincularse con los colegios, con el sistema educativo de los jardines, con los clubes, a través de ellos puede llegar a lugares que hoy no llega. Me parece que tenemos que hacer un seguimiento si todos los chicos a lo largo y ancho y la ciudad están vacunados. En general, chicos que viven en zonas marginadas son chicos que no tienen cobertura médica, que no tienen obra social y dependen del municipio en tema de salud. Hay que intervenir ahí. En Quilmes están apareciendo enfermedades que habían desaparecido en los últimos 100 años, desde la tuberculosis o la sífilis. Hay que ver cómo hacemos tareas de concientización y orientación sexual para que las chicas se informen cómo hacen para no quedar embarazadas si es que no quieren. Esa es la función básica del municipio en políticas sanitarias municipales. Y el Hospital Oller lamentablemente es un hospital que nació como un materno, que tuvo como 4mil partos al año. Hoy está en una situación que hay días que no podemos atender a madres o no podemos practicar partos porque no tenemos obstetras o anestesistas. Hay que darle un diseño general a todo el sistema de salud de la ciudad.

PPQ: Y con esto el funcionamiento de los CAPS que esta gestión ha inaugurado o reabrió algunos...

FP: Desconozco si ha inaugurado alguno. Si se que han anunciado que se inauguraban pero no ha mejorado el funcionamiento. Discutamos cuantos unidades de atención primaria tenemos que tener, si tenemos que tener 10, 20, 40 o 50. Si funcionan claramente serían útiles, ahora yo no vi que ninguno funcione de manera eficiente. Hoy hay una intervención en política sanitaria por parte del municipio que es casi inexistente. Vos vas a las unidades de salud y no tienen médico de guardia, atienden dos o tres veces por semana cuando tienen pediatra una cantidad muy limitada de turnos. Lo mismo pasa con los hospitales y los médicos clínicos. Ni hablar si tenes que conseguir algún médico especialista de un área como temas coronarios o vías respiratorias. Hay una dificultad y una gestión muy deficiente en el tema sanitario.

PPQ: Y otro eje que lo consultamos con las personas que están como candidatas es la educación. Hay dos cuestiones, uno tiene que ver con la infraestructura y el otro tiene que ver capaz con que muchas de las personas que asisten a las escuelas comen, el servicio alimentario. Consultarte cómo ves vos que debería ser el abordaje.

FP: Lo que hay que explicarle a la gente es cuál es la función del municipio. En general el municipio es un prestador de servicios. A lo largo de los últimos años ha avanzado en sus obligaciones y en funciones. Una de ellas es la vinculación directa con el sector educativo y el mantenimiento, sostenimiento o mejoramiento de la estructura actual. Ahí interviene el municipio y hoy interviene a través del Fondo Educativo, que son millones de pesos que todos los años se destinan en partidas para eso. Según se vio en el presupuesto educativo bonaerense, el 50% del Fondo Educativo tiene que estar destinado a la inversión en infraestructura escolar. Porque justamente todos los intendente se hacían los distraidos, como el intendente anterior que contrataba la comparsa Marí Marí en los corsos culturales del  verano. A través de esa obligación, en Quilmes se tienen que destinar para infraestructura que claramente hace que se mejore. A pesar de eso hay dificultades, hay pérdidas en las instalaciones de gas, también en todo lo que es el inmnobiliario. Esa es la función del municipio con la infraestructura o con el sistema educativo. Después, en el último año y medio, Quilmes ha intervenido y se ha hecho cargo del servicio alimentario que funciona muy mal. Basta con charlar con las directoras, con los docentes, con los cocineros o con los padres de los alumnos para darse cuenta que a los chicos les están dando basura de comer. La falta de control es escandalosa, la licitación pública que se hizo es escandalosa. Las empresas no son de Quilmes, no conocen la zona, no conocen las necesidades, cuál es la vinculación o el compromiso que se puede tener. Me parece que hay que hacer eje en esto, hay que transparentar la licitación, el funcionamiento. Uno tiene que tener extremado cuidado que con estas cosas no se juega. Acá hay algunos chicos que comen la única comida diaria, hay que darles bien de comer, hay que hacer el esfuerzo para que los chicos en el colegio coman de manera nutritiva, con una dieta que sea balanceada y ordenada. Es de una inmoralidad absoluta, yo no perdono a nadie que sea cómplice del despilfarro o aprovechamiento de dinero público que va destinado a la alimentación de esos nenes. Eso es imperdonable y me parece que este gobierno es parte y cómplice de ese deterioro.

PPQ: En los lugares que el Municipio no es responsable, ¿sí que al menos sea quien controle?

FP: Mirá, el Municipio tiene la obligación de ser el responsable de todo lo que sucede en la ciudad. Yo soy intendente de Quilmes y todo lo que pasa en la ciudad, el responsable soy yo. Hay que controlar los centros profesionales, hay que ampliarlos y dotarlos de todos los elementos. Hay que meter a todos esos chicos que no tiene formación y darles un oficio. Carpinteros, gasistas, torneros, yeseros...hay que enseñarles a trabajar y fomentar la cultura del trabajo en la Argentina.

PPQ: Te llevo para el lado del partido por la lista que vos te presentaste que es Consenso Federal, ya que generalmente la gente trata de asociar a la persona o el candidato a un partido nacional. Preguntarte por qué Roberto Lavagna, por qué Consenso Federal. ¿Qué ideas encontras que te representan en el partido?

FP: Hace muchísimos años en Argentina estamos viviendo dicotomías absolutas, malos y buenos, tal vez de hace más de 70 años. O tal vez desde el origen de la Argentina con unitarios y federales y con esa discusión para acá siempre se buscó la dicotomía. Y nos ha ido mal. Entonces hay que terminar con esta división de los argentinos. Me parece que Lavagna es quien mejor expresa hoy eso en la Argentina. Es alguien con honestidad, eso es indiscutible. Tiene gran capacidad porque nos ha sacado de situaciones muy complejas, sin ningún tipo de odio. Es alguien que puede convocar e incluir a todos los sectores políticos, económicos y sociales de Argentina en un hipotético gabinete. Todos los argentinos de bien tenemos que tirar para el mismo lado y argentinos de bien hay en todos los partidos y en todas las construcciones políticas. Tenemos que convocarlos y tratar de codo a codo sacar adelante este país. Me parece que tiene que venir un gobierno de transición, que no quiera eternizarse en el poder y creo que quien mejor encarna esta posibilidad es Lavagna porque además tiene ese conocimiento de afrontar situaciones de turbulencia como las que vienen y las que estamos viviendo. Argentina hace 8 años que la economía es cada vez más chica. Volvimos a pasar el 10% de desempleo. Tenemos el 57% de nuestros chicos menores de 18 años que son pobres. Tenemos 1.800.000 que no comen cuatro comidas al día, tenemos 900.000 que viven en la indigencia. Hay una necesidad y un caos social que necesitamos atender quienes somos los dirigentes políticos de este país. Tenemos que ponernos de acuerdo en distintos pilares y volver a construir una sociedad en función de esos objetivos. Ese es el desafío. Yo no quiero ir a una elección con odio, no quiero ir a una elección en donde se dice que todo lo que piensa mi adversario circunstancial está mal. Yo quiero discutir ideas y mejorar las mías. Para eso creo que hay que construir algo diferente en este país.

PPQ: Volviendo un segundo al plano local. Algo mencionaste pero si tuvieses que destacar algo de la gestión actual ya que conoces, ¿qué destacarías?

FP: Muchísimo los conozco. Fui jefe de campaña del actual intendente y quien lo ayudó a generar todos los acuerdos de gobernabilidad que lo han sostenido hasta el día de hoy. No me hago el distraido y estaba convencido de que este gobierno podía ser muchísimo mejor de lo que fue. Yo destaco que ha tenido la capacidad de vincularse con el gobierno provincial y nacional de manera tal que pusieron a Quilmes a la hora de cesión de dineros públicos en una de las prioridades y ha conseguido de esa manera mucha inversión en infraestructura.

PPQ: La última, supongamos que te toca ser electo intendente. La primera medida que tomas o lo primero que haces cuando te toque gobernar. Vimos muchas necesidades pero lo primero que decís o pensas.

FP: Es que no se puede hacer una sola cosa si no la encadenas con una política de gestión general. Obviamente que ordenar administrativamente esta ciudad. No puede ser que gastemos el 80% de la recaudación propia y co-participación en pago de salarios. Es injusto para aquel que paga una tasa, es sumamente injusto para el vecino de Quilmes. Hay que ordenar administrativa y financieramente el Municipio. Hay que achicar la planta de funcionarios, no podemos tener 350 o 400 funcionarios. Esta ciudad con 60 o 70 funcionarios tiene que ser super bien administrada. Hay que darle al funcionario la obligación pero también la responsabilidad de conducir su área de la mejor manera en un marco de lineamiento de políticas que sean muy claras y de vincularse de forma transparente con el vecino. Hay que modernizar la gestión municipal. No puede ser que para habilitar un comercio tengas que ir, por lo menos, una docena de veces al Municipio. Tenemos que aplicar las nuevas tecnologías, tenemos que planificar Quilmes. Tenemos que ver qué vamos a hacer con los 10km de costa, ver cómo aprovechamos el centro comercial más grande que tenemos que está en San Francisco Solano. Hay que diseñar de vuelta toda una política de transporte en la ciudad, en Quilmes Oeste o Bernal. Tenemos que ver como conectamos de norte-sur o este-oeste la ciudad. Tenemos que ver cómo generamos el comienzo de una política hidráulica y ver cómo conseguimos el financiamiento. Lo mismo con la política ambiental. Hay un montón de pilares y prioridades que desde el minuto 0 tenemos que hacer y tenemos 100 días para presentarle a la sociedad qué vamos a hacer durante los próximos cuatro años.