loader
Foto

Christian Castillo, de recorrida en Quilmes: "Macri y Vidal se van, pero la crisis, la deuda y el FMI quedan"

El candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda y los Trabajadores - Unidad (FIT) estuvo en el distrito y participó de una conferencia de prensa junto a la candidata a intendenta local, Carla Lacorte.

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el FIT estuvo junto a Carla Lacorte, candidata a intendenta, para brindar una conferencia de prensa en las cuales dejaron clara la postura del espacio de cara a las elecciones de octubre y, también posterior a ese día.

Castillo señaló que "Macri y Vidal se van, pero la crisis, la deuda y el FMI quedan. Pensando en las luchas que se vienen, es fundamental fortalecer a la izquierda tanto en el país como en la provincia de Buenos Aires, el Congreso y la Legislatura, ya que frente a los dueños del país que van a querer continuar con la misma política aunque cambie el gobierno, la izquierda es una garantía de estar junto al pueblo trabajador, al movimiento de mujeres, jubilados para que está crisis la paguen los capitalistas y no la clase trabajadora".

Además, en contexto con la emergencia alimentaria que solicitan distintos sectores en el país, Christian Castillo expresó que dijo "es una vergüenza que en Argentina, que puede alimentar a gran parte de América latina se esté discutiendo el tema del hambre. Hay que dar satisfacción inmediata a los reclamos de las organizaciones sociales que están planteando algo elemental como tener comida en la mesa". Y agregó que "es necesario un trabajo estable para todos además de un incremento de los salarios, de las jubilaciones y de los planes sociales. Junto con esto, un plan de obras públicas y construcción de viviendas, hospitales y arreglo de escuelas. La prohibición de despidos y suspensiones y la ocupación y puesta a producir de toda fábrica que cierre. Son medidas urgentes".

Por su parte, Carla Lacorte indicó que "mientras se le siguen garantizando los pagos al FMI y las ganancias a los especuladores, los salarios, las jubilaciones y los planes son pulverizados por la inflación. Y siguen los despidos. En Quilmes se suman a los de Eitar y Ansabo, los de obreros de Petronas". Y añadió que "mientras acompañamos su lucha por la reincorporación, seguimos planteando la necesidad de prohibir los despidos y las suspensiones y poner a producir bajo control obrero a toda empresa que cierre, suspenda o despida".